tercer paquete de consejos para Call of Duty: Warzone

Tercer paquete de consejos para Call of Duty: Warzone

¿No te das hecho con el gameplay del Battle Royale del momento? Te desplegamos un tercer paquete de consejos para Call of Duty: Warzone.

Es innegable que el Battle Royale de Call of Duty: Black Ops 4 no era una gran cosa. Bebía demasiado de Playerunknown’s Battlegrounds y los cambios ofertados tampoco es que encandilasen al público. Sin embargo, de los errores se aprende y Activision parece que dio en el clavo con su segundo Battle Royale. Este juego bebe muchísimo de todos los Battle Royale existentes y puede ser un poco lío, es por ello que os presentamos el tercer paquete de consejos para Call of Duty: Warzone.

¿Y porqué le llamamos tercer paquete? Pues porque vamos a tratar tantos puntos del juego que hemos decidido dividirlo en varios «paquetes» de consejos para que no os sintáis abrumados. Con ellos, dominaréis la teoría del videojuego y podréis aprobar el examen práctico, o eso esperamos de vosotros, culpables.

No dejes de lado los contratos

¿Te aburre el mero hecho de sobrevivir y lotear durante las partidas? Pues tranquilo, que en este Battle Royale podrás hacer más cosas interesantes. Una de ellas es aceptar misiones a cambio de grandes sumas de dinero como recompensa.

Al igual que los contenedores y el resto del loot, las encontraremos desperdigadas por los mapas y tendremos que recogerlas. Al hacerlo, podremos activar 3 tipos de misiones: capturar un punto, encontrar 3 contenedores específicos o cazar a un jugador determinado. Las recompensas conseguidas también hincharán nuestro medidor de experiencia, por lo que es una buena forma de ganar progreso sin necesidad de matar gente a lo loco.

Lotea armas en los contenedores

En este Battle Royale empezaremos con una pistola (a diferencia del resto de juegos, donde lo haremos con las manos vacías). Es por ello que no podemos dormirnos en los laureles y conseguir equipamiento es una tarea de extrema necesidad.

Los contenedores que encontraremos pateando casas y edificios suelen soltarnos armas bastante decentes con un aura de un color determinado. Esto nos indica la potencia, cantidad de añadidos que posee y la rareza de su skin. Es decir, que si encontramos un subfusil azul (raro) y otro dorado (legendario), este último tendrá mejores estadísticas y complementos que el anterior.

Claro está, siempre podemos ir a las tiendas y comprar nuestros equipamientos personalizados que nos gestionamos fuera de partida. Estos también pueden conseguirse looteando los paquetes que arrojan los aviones en el mapa, indicados por un humo verde.

La muerte no es el final

Sobre esto hemos hablado en otra guía muy interesante, y es que en Call of Duty Warzone, podemos volver al fragor de la batalla de muchas maneras. La primera consiste en el Gulag, una prisión rusa donde tendremos que vernos las caras contra otro jugador que también haya muerto. Con pistola en mano, el que sobreviva de los dos volverá en paracaídas al mapa inicial.

La otra forma es que tus compañeros paguen una gran suma de dinero por traerte de vuelta en las tiendas del mapa. Aunque tal es la cantidad, que o habéis sido muy facinerosos y estáis al final de la partida, o va ser difícil que esto sea posible.