Teslagrad - Análisis Wii U

Casi un año después de que Rain Games lanzará Teslagrad para PC, ahora llega como título descargable también a Wii U. Las diferencias entre la versión de ordenador y está se encuentran sobre todo en los controles, ya que nos encontramos ante una misma historia y, sinceramente, poca diferencia en gráficos. Así que, sin darle más vueltas a esto, vamos a analizar esta versión de Teslagrad centrándonos únicamente en los cambios.

ARTÍCULO ANÁLISIS teslagrad wii u

Dejando los detalles para que los descubráis vosotros y para ponernos en situación, os recordamos un poco la historia: sin diálogos y valiéndose tan solo de una cuidada estética, al principio veremos cómo dejan a un bebé en una casa. Años después, tomamos el control de ese mismo niño, un poco más crecidito, mientras escapa del ataque de unos soldados.

Para una “pecera” como yo, tengo que reconocer que los controles de Teslagrad en Wii U se me han hecho más sencillos que en ordenador. No necesitamos veinte combinaciones diferentes, por lo que con los botones del GamePad da de sobra para realizar todas las funciones: con la cruceta manejamos la dirección; los botones A/B nos sirven para saltar; X/Y nos permiten hacer el teletransporte; con el L y R damos los puñetazos azul y rojo; y por último, con el gatillo izquierdo y derecho usamos la capa azul y roja.

Como veis, todo al alcance de la mano. Y nunca mejor dicho.

teslagrad-guiltybit

Gracias a las funciones de la consola en sí podemos elegir jugar de dos formas distintas. Si elegimos hacerlo en la televisión, podremos decir que es todo un lujo, porque tenemos el laberíntico mapa en el GamePad. De esta forma, no nos perderemos tan fácilmente porque tendremos controlado en todo momento la sala en la que nos encontramos. Esto en PC era un caos, ya que si te despistabas, perdías la orientación y tenías que andar abriendo y cerrando el mapa constantemente (como suele pasar en estos juegos de PC).

Además, se vale de la pantalla táctil, por lo que podemos ir moviendo el mapa y ver los compartimentos que vamos pasando. También podremos ir viendo en el GamePad los diferentes coleccionables que vayamos encontrando, sin necesidad de salir de la pantalla de juego.

Ahora bien, aunque es comodísimo esta doble pantalla, la Wii U nos da la opción de usar el modo Off-TV y seguir jugando la partida en el mando de la consola en detrimento de la doble pantalla, así que esta forma se asemeja más a la del PC.

Pero no todo son cambios porque lo que sigue igual son la historia y las acciones del juego. No nos libramos de los puzles a los que nos someten los chicos de Rain Games y es que la complejidad en algunas pantallas sigue siendo la misma. En este apartado vamos a encontrar exactamente lo mismo que hace un año en ordenador.

Gráficos, ¿mejores o peores?

La comparaciones son odiosas, sobre todo, porque en un PC depende de hasta donde puede llegar para verlo en su máximo esplendor, pero no nos queda más remedio que hacerlo. Os diré que gráficamente no he notado diferencia entre el Teslagrad de PC y el de Wii U.

Posiblemente esté mejor definido el segundo, porque al verlo en pantalla grande, a más resolución, no pierde nada en absoluto. Sin embargo, como tampoco es un tipo de animación que necesite lucirse a niveles sobredimensionales, es más que suficiente y el estilo y creatividad que tiene sigue siendo lo que destaca.

Como ya os comentamos en la versión de PC, la ambientación sonora acompaña a la temática y estética a la perfección: esos sonidos metálicos, los ruidos al entrar en un sitio oscuro… todo acompañado de una música ambiental compuesta por Linn Kathrin Taklo y Jørn Lavoll.

El pequeño pero

Sigue siendo un título recomendable, si aún hay alguien que no lo ha probado, sin embargo, le hemos encontrado un pequeño error. En esta versión de Wii U, en ocasiones, el personaje da algunos tirones en la animación de movimiento. Son mínimos, de cuestión de segundos y suelen darse sobre todo antes de entrar en algún sitio, pero en GuiltyBit somos así de quisquillosos profesionales y, claro, os lo decimos sin tapujos.

Aunque como os digo, es algo mínimo, no deja de enturbiar esta belleza del género de plataformas que ha perfeccionado su jugabilidad en la versión de consolas.

93
95
97
85