The Descendant - Análisis PC

The Descendant es una aventura gráfica desarrollada por Gaming Corps y lanzada en marzo de 2016, pero no ha sido hasta el mes de diciembre que hemos podido disfrutar de su quinto y último episodio.

The Descendant es otro juego episódico, sí, y si me leéis de vez en cuando ya sabréis más o menos qué opino de este modelo de venta. Pero no sólo eso, sino que además, esta aventura de Gaming Corps recuerda tanto a otros juegos de cierta compañía que tiene muy complicado llamar la atención. Son nueve meses de espera desde su lanzamiento al mercado hasta poder conocer el final.

Por mi parte, aunque jugué en su momento al primer y segundo capítulo, decidí esperar hasta ahora para empezar de nuevo y poder valorar la experiencia al completo.

Pero bueno, como no soy un jugador asiduo del género, dentro de lo que cabe es fácil sorprenderme o parecerme fresco. La verdad es que una vez superado el “trauma” de jugar por entregas, The Descendant es un título más que interesante. El mundo ha llegado a su final por culpa del abuso que la humanidad ha hecho de los recursos y la situación es insostenible. Esto desemboca en tensiones internacionales y en una gran guerra nuclear que arrasa la superficie del planeta.

En previsión de estos acontecimientos, 4 000 de las mejores personas del planeta han sido puestas a salvo de la destrucción y criogenizadas en varias decenas de refugios subterráneos.

the descendant análisis pc

Lo que podría ser el principio de cualquier Fallout, da pie a una aventura gráfica con bastantes intrigas y sorpresas. A nosotros nos toca encarnar a dos personajes clave en la historia, Mia y Donnie, encargados del mantenimiento de su refugio y del bienestar de Los Descendientes de la humanidad.

La peculiaridad de The Descendant es que jugaremos con Mia en el ARK-01 justo después de la caída de las bombas, mientras que Donnie llegará a ese mismo refugio varios centenares de años más tarde. Una vez que el resto de los refugios han vuelto a la “vida” y no se sabe nada del primero.

Iremos descubriendo qué pasó y por qué a medida que vayamos avanzando en ambas líneas temporales, por lo que serán igual de importantes los pasos que demos con cualquiera de los dos protagonistas. Y también las decisiones que tomemos y como se relacionen cada uno de ellos con sus compañeros, Silas en el pasado y el senador Randolph en el “presente”.

Todos tienen un papel en esta historia y algo que decir en el futuro de la humanidad. Es una lástima que la parte final dé la sensación de ser un poco atropellada. Como cuando escribes una pancarta y al final no te caben las letras del mismo tamaño y las metes como puedes.

1 2