The Fate of the Furious (Fast & Furious 8) nos deja su primer tráiler

The Fate of the Furious nos deja un espectacular primer tráiler que indica que, a todas luces, a alguien se la ha terminado de ir la olla con esto de las persecuciones de coches.

Ni La llegada ni hostias. Lo más Ci-Fi que verá este año es el primer tráiler de The Fate of the Furious, la octava entrega de la saga A todo gas, que abandona cualquier tipo de vínculo con las leyes físicas que gobiernan el planeta y se aventura en su propia dimensión automovilística.

¿No te lo crees? No dejes de ver estos TRES MINUTAZOS de tráiler, en los que, al igual que Tyrese, no dejarás de gritar OH SHIT cada cinco segundos. Asegurado.

Nos rompe el corazón ver cómo Toretto abandona a su familia, pero esperamos que nuestro querido calvorota tenga extrañas razones de peso que se resuelvan al final de la peli…o a lo mejor es que el encanto de Cypher, la malvada que encarna Charlize Theron, es razón suficiente para caer en el lado oscuro de la conducción temeraria.

Sea como fuere, el argumento es lo de menos. Lo importante es ver a The Rock dando guayas a dos manos como el mismísmo Bud Spencer o, HOLY SHIT, ver como un submarino se une a la persecución en mitad de un mar helado. Ni siquiera Paul Walker, que en paz descanse, se ha perdido el primer adelanto del filme, y es que parece que su personaje sigue vivo, aunque está disfrutando de un merecido retiro de la acción a pie de carretera.

The Fate of the Furious ha sido dirigida por F. Gary Gray y producida por Neal H. Moritz, Michael Fottrell y Vin Diesel. Su elenco está compuesto, además de por el propio Vin, por Dwayne Johnson, Jason Statham, Michelle Rodriguez, Tyrese Gibson, Chris ‘Ludacris’ Bridges, Nathalie Emmanuel, Elsa Pataky y Kurt Russell. Las principales caras nuevas de la producción son Charlize Theron, Scott Eastwood y Helen Mirren.

Si todo va bien, científicos de todo el mundo estudiarán estas nuevas leyes de la física a partir del 14 de abril de 2017, día en el que la película llegará haciendo trompos a los cines.