The Order: 1886 - Avance PlayStation 4

The Order: 1886 es el primer juego resultante de una nueva e interesante política de Sony de cara a esta nueva generación: dar la oportunidad a pequeñas desarrolladoras first party de demostrar su verdadero talento poniéndolos a cargo de grandes proyectos AAA. Puede que Ready at Dawn no tenga experiencia en este tipo de producciones, pero este estudio afincado en California se encargó de juegos como Daxter y sobre todo, los God of War de PSP, Chains of Olympus y Ghost of Sparta, para muchos de los mejores juegos que vio la anterior portátil de Sony. Ahora tienen por delante el reto de demostrar que pueden dar el gran salto en un género tan saturado como es el third person shooter, y para el que tendrán que encontrar los suficientes elementos diferenciadores como para considerar este exclusivo como solo el principio de una gran franquicia, y quien sabe, el anti-Gears of War de PlayStation 4.

ARTÍCULO avance the order 1886

The Order: 1886 toma lugar en ese mismo año. Tras muchos años de lucha entre humanos y bestias (que se remonta incluso a la época del Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda), ahora se suma un nuevo problema, como es la rebelión en las calles de las clases más bajas contra la burguesía. En este contexto, y con una ambientación muy steampunk (que hemos visto en otros como Dishonored o Bioshock Infinite) se desarrolla la trama de nuestro grupo de cuatro miembros de La Orden: Sir Galahad, Marquis de Lafayette, Sebastian Mallory e Isabeau D’Agrill, aunque serán principalmente los dos primeros los que llevarán la mayor carga narrativa. Eso sí, habrá tramos jugables protagonizados por los cuatro, en los que esperemos se diferencien también las mecánicas en lo que respecta a armas en las que están especializados, habilidades, etc…

The Order: 1886. El juego.

Esta narrativa será uno de los puntos fuertes del juego, y es que como han confesado varias veces sus creadores, las influencias de la obra de Quantic Dream (Heavy Rain, Beyond: Two Souls) es grande, lo que significa que nos encontraremos partes guiadas a través de quick time events o escenas cinemáticas interactivas, donde por ejemplo, será posible manipular la vista del personaje a través del cual la vivimos. Todo esto significa un reto para Ready at Dawn, porque si bien es cierto que este aspecto bien implementado puede dar un resultado interesante, es peligroso a la hora de aplicarse a este género y terminar convirtiéndose en algo demasiado lineal o scriptado. Falta por saber también si el fallo en estos QTE desembocará en el final de la partida, si tendremos varias opciones de salir airosos de cada situación o por el contrario, las consecuencias tendrán una simple variación a nivel narrativo. De cualquier forma,a un servidor no le convence que el devenir del juego dependa de pulsar botones en el momento preciso, pero esta es la herencia que nos ha dejado David Cage, y con la que hay que convivir…

Pero no hay que olvidar que la base son los disparos en tercera persona con cámara sobre el hombro del personaje (perspectiva que comenzó con Resident Evil 4), coberturas, donde se ve la influencia de franquicias como Uncharted o Gears of War, todo aderezado con los scripts habituales de un Call of Duty, que aunque impopulares, siempre aportan una gran dosis de espectacularidad y dan ese toque cinematográfico del que The Order: 1886 quiere presumir en todo momento. Pero ojo, seguramente estemos ante el primer gran representante del género en la nueva generación, así que hay que exigir un paso más en forma de una IA competente, con enemigos capaces de usar diferentes variables en combate, multitud de recursos, que no se pongan a tiro con extrema facilidad… Enhorabuena, Ready at Dawn (o pésame), en este sentido os ha tocado un buen marrón.

The Order 1886 Galeria 21

 

¿Pero qué va a diferenciar a The Order del resto de juegos del género, que no son pocos? Parece que el elemento armamentístico será realmente rompedor y es que la presencia del célebre físico Nicola Tesla asegura un arsenal peculiar a la vez que demoledor: escopetas con proyectiles de magnesio, rifles de larga distancia capaces de disparar más de una bala, ballestas, etc… No olvidemos que nuestros enemigos no solo serán humanos, y seguramente solo el plomo no sea suficiente para poder parar a las bestias que nos acechan durante la aventura.

Ojo, bestias… Durante varios gameplays hemos visto enemigos en forma de licántropos a los que el protagonista era incapaz de parar. ¿Puede esto resultar en un pequeño elemento de survival? Seguramente no sea para tanto, pero desde Ready at Dawn han querido dejar claro que el terror estará presente, aunque siempre desde una perspectiva frenética y orientada a la acción, y que más de una vez habrá que hacer uso de mecánicas de sigilo cuando nos veamos claramente superados en número.

The Order: 1886. La tecnología.

De lo que no cabe duda es que el juego  explotará al máximo el potencial de PlayStation 4, o al menos, lo que es posible a estas alturas de generación. Los 1080p garantizan gran riqueza visual, y aunque en Ready at Dawn se hayan decantado por los 30 frames por segundo, no es más que para garantizar la espectacularidad de lo que vemos en pantalla en todo momento. Y es que la ambientación es digna de ser contemplada con detenimiento: una Londres victoriana con claros signos de industrialización bien merece el trabajo que se ha hecho a este respecto, a través de casi 40.000 documentos en foto o vídeo de la capital inglesa ocupando más de 150 gigas de información para que el detalle roce lo enfermizo.

El cuidado y el mimo en el apartado técnico se verá reflejado también en aspectos tan “nimios” como la forma en que una ráfaga de balas hace que se mueva una cortina, u otros más importantes, como escenarios destructibles con físicas nunca vistas antes. Mención aparte merece las animaciones de los personajes, y sobre todo, la expresividad facial, enfatizada gracias a recreaciones muy realistas con marcas como cicatrices, arrugas, ojeras, etc… Un juego no puede tener una gran carga narrativa si no tiene unos personajes de marcado carácter y el apartado visual del que de momento hace gala no hace sino confirmar que este juego estará a la altura de lo exigible en la nueva generación.

the order

No es moco de pavo el reto que tiene Ready at Dawn por delante. Por una parte, el convertirse en un equipo digno de recibir grandes trabajos y proyectos, y por otra, la creación de una nueva IP, tan demandadas por los usuarios, pero que a la vez, se presenta en forma de shooter en tercera persona, algo visto muchas veces antes.The Order: 1886 necesita encontrar esa identidad propia que conviertan la historia de La Orden en una nueva franquicia de éxito, unido por supuesto, a un alto estándar de calidad que se debe exigir a las nuevas consolas, PlayStation 4 en este caso. Su retraso (estaba previsto para salir este otoño) no ha ayudado en absoluto a aumentar su popularidad, pero tenemos que concienciarnos de que esto no significa otra cosa que no sea un juego aún mejor del que habría sido de aparecer en este momento.

Ahora más que nunca, la guerra entre PlayStation 4 y Xbox One se llevará al terreno de las exclusivas, y ahí es donde tiene mucho que decir, y puede que el mejor indicio de lo que apunta como resultado final sea el que, de manera interna, en Sony se hayan referido a él como “el primer juego de Naughty Dog para PS4“, haciendo clara referencia a las cotas de calidad siempre alcanzadas por los responsables de Uncharted o the Last of Us. El tiempo dirá si RAD se gana el derecho a ser considerados una nueva first party estrella o se quedan por el camino.

Todo lo descubriremos el 20 de febrero de 2015, cuando The Order: 1886 llegue a PlayStation 4.