The Witcher 3: Wild Hunt - Hearts Of Stone - Análisis PC

The Witcher 3: Wild Hunt sigue siendo, cinco meses después de su lanzamiento, un juego en continua evolución. Y siempre a mejor. CD Projekt RED ha publicado en este espacio de tiempo dieciséis DLC gratuitos y diez parches mayores, el último de ellos justo antes de la salida de la primera expansión: Hearts Of Stone. ¿Quiere decir esto que era un juego incompleto el primer día? En absoluto, era plenamente disfrutable desde el minuto uno y su estructura no ha cambiado, pero si algo sabemos de este estudio es que su trabajo es todo dedicación al jugador, por lo que han ido puliendo todo aquello que no funcionaba bien y cambiando cosas según las sugerencias del público.

Entrando en materia, os diré que Hearts Of Stone no es indispensable dentro del desarrollo del guión de The Witcher 3, pero contiene una de las mejores historias que nos ha contado este juego. Insisto en que el cierre de esta trilogía era redondo tal y como salió a la venta, pero todo lo que le han añadido después no hace más que mejorarlo y complementarlo. En esta expansión, Geralt de Rivia se verá envuelto en una trama en la que descubrirá que los deseos nunca son lo que uno espera de ellos. Decir que, además, las apariencias engañan es quedarse en la superficie, porque nos veremos inversos en un mundo de engaños a varias bandas, en el que podremos participar o ser testigos.

Hearts Of Stone insiste en la misma base casi perfecta

Si algo ha respetado y mantenido CD Projekt RED desde el lanzamiento del primer The Witcher es la posibilidad de influir con nuestras decisiones en la historia, pero no de forma inmediata, sino a largo plazo. A la eterna elección entre el “bien” y el “mal”, Geralt le suma la tradicional neutralidad de los brujos, una tercera opción con la que no tomaremos parte por ninguno de los bandos. No siempre es posible ni recomendable, ni siquiera creo que sea lo más divertido, pero añade un grado más de profundidad a una gama de diálogos suficientemente completa ya de por si.

Los nuevos personajes, y algún viejo conocido, están muy bien escritos e interpretados, aunque las misiones secundarias de los mercaderes de tierras lejanas no parecen del todo aprovechadas. Al igual que pasa con las nuevas runewords y glyphwords, interesantes añadidos que quedan en simple anécdota, porque no hay ningún motivo que nos empuje a usarlas. En cambio, las nuevas armas y armaduras son un objetivo claro a la hora de mejorar nuestro equipo, no sólo por lo molón que queda Geralt con ese look arabesco, sino porque los nuevos enemigos nos pondrán en más de un apuro, sobre todo los “jefes finales” de las misiones.

the-witcher-3-hearts-of-stone

Como ya habíamos visto en el juego original, el diseño de estos nuevos monstruos es una maravilla, cuidando mucho sus detalles y animaciones y no contentándose con repetir patrones ya utilizados. No puedo decir que Hearts Of Stone haya traído una mejora gráfica a The Witcher 3, no tendría ningún sentido, pero si da la sensación de que CD Projekt RED ha trabajado mucho más en la ambientación de las misiones. Sea mediante la iluminación, mediante los planos utilizados o de la música, todo parece más cinematográfico, aunque se siguen apreciando los mismos bugs entre la ropa y los personajes. Nada que se pueda considerar importante o que empañe el resultado final.

El único pero que se le puede poner al juego, aun teniendo la nota que tiene por méritos propios, es que no han solventado algo que puede resultar molesto en los combates. Geralt tiene una tendencia a perder la concentración cuando está rodeado, por así decirlo, y cambiar el foco de un enemigo a otro sin que se pueda hacer nada para evitarlo. Eso significa atacar a objetivos fuera del alcance de la espada y quedar expuesto a los golpes que caen de todas partes. Y ya os digo que al nivel de dificultad de salida de esta expansión y jugando en el modo Death March, es más que probable que acabes en la pantalla de cargar partida. Tampoco descarto que esté hecho a propósito, para evitar que el juego sea un “machacabotones” y aprendamos a medir cada movimiento.

the-witcher-3-hearts-of-stone

Además, hay que tener en cuenta que CD Projekt RED nos prometía unas diez horas de contenido extra con Hearts Of Stone, pero terminar la misión principal, las secundarias, los contratos de brujos, descubrir todos los puntos de interés y encontrar las armas y armaduras nuevas yendo más bien rápido y de manera directa a cada sitio me ha llevado unas dieciocho horas, por lo que los apenas diez euros que vale son dinero muy bien invertido con este nivel de calidad. Pensemos que en otros géneros, hay juegos completos mucho más caros que ofrecen la mitad. Estaremos de acuerdo en que la cantidad no es siempre lo importante, pero en este caso y con este juego, para mí, lo es.

The Witcher 3: Wild Hunt - Hearts Of Stone - Análisis PC
Hearts Of Stone no es sólo una tremenda expansión para The Witcher 3, sino también una lección de cómo hacer las cosas para tener a los jugadores contentos y con ganas de más. Casi 20 horas de juego, bastantes novedades y una historia casi tan buena como la principal hacen que merezca la pena pagar cada céntimo del precio. Personalmente ya estoy esperando a que llegue la próxima expansión para seguir disfrutando.
The Witcher 3: Wild HuntThe Witcher 2: Assassins Of KingsLa expansión Blood & Wine cuando salga
Más de lo mismo, lo cual es perfectoGran historiaMás contenido interesante
10Nota Final
GRÁFICOS10
SONIDO10
JUGABILIDAD9.8
HISTORIA10
Puntuación de los lectores 3 Votos
10.0