The Witcher 3: Wild Hunt, unboxing de la edición especial de Xbox One

The Witcher 3: Wild Hunt tiene todas las papeletas para petarlo, y demostrar de una vez por todas que esta generación de consolas no se está riendo de los usuarios en su mismísima cara. La edición coleccionista del juego de CD Projekt RED estará a la altura del título, dejando un montón de extras interesantes, que han hecho que, a estas alturas, sea imposible encontrar una de estas ediciones.

La edición coleccionista de Xbox One, por si no lo sabías, traerá algunos extras que no catarán los peceros ni los usuarios de PS4, y Major Nelson, más orgulloso que un padre que va a comprarle los condones a su hijo, ha hecho un unboxing -hunvoksin para el público culpable-, sacando pecho a tope.

Como veis, además de incluir toda la mandanga de PS4 y PC -muy chula, por cierto-, la versión que llegará a las consolas de Microsoft incorpora un bonito -e inservible- mapa de tela de las regiones que nos tocará explorar en la aventura y, agárrate, una versión física del juego de cartas Gwent.

¿Que qué es Gwent? Pues ni más ni menos que un juego, ideado por locuelos enanos en el juego, que se podrá jugar en todas las tabernas que encontremos a lo largo y ancho del mapeado de The Witcher 3: Wild Hunt. En el juego, tendremos que elegir una de las cuatro facciones disponibles, y poner a sus guerreros, arqueros y magos a luchar contra un rival, a la vez que manejamos las condiciones climáticas y lanzamos hechizos a diestro y siniestro.

La coleccionista traerá dos mazos de Gwent, que sumarán 150 cartas. Sin duda alguna, un gran reclamo que seguro que anima a más de uno a lanzarse a la aventura de encontrar una de estas ediciones, y no morir arruinado en el intento.