Thief - Avance PS4

Square Enix sigue en su periplo de “resucitar” antiguas franquicias de Eidos. La elegida para esta ocasión es Thief, una aventura de sigilo puro y duro desarrollada por Eidos Montreal, que ya demostraron su talento más que de sobra con Deus Ex: Human Revolution.  Acompañaremos a Garret (su protagonista) por las distintas zonas  que forman La Ciudad, en un mundo “semi-abierto” donde pasar desapercibidos será nuestro objetivo.

ARTÍCULO AVANCE THIEF

Un poco de historia

Los orígenes de Thief se encuentran en Looking Glass Studios, responsables de la primera entrega, llamada Thief: The Dark Project. El estudio estaba formado por grandes conocidos como Ken Levine o Warren Spector, que tenían claro desde un principio que querían una aventura distinta a lo habitual. Así es como el 30 de noviembre de 1998 el juego vió la luz en PC, año del sigilo, por cierto, ya que coincidieron en el mismo juegos del calibre de Metal Gear Solid y Tenchu.

El juego alcanzó gran popularidad, por lo que tan solo dos años después recibimos Thief II: The Metal Age. Pero ese mismo año (2000) el estudio tuvo que echar el cierre, acabando la mayoría de sus trabajadores en  Ion Storm, estudio que lanzó la tercera entrega, llamada Thief: Deadly Shadows, primera entrega que salió también en consola, siendo XBOX la elegida.

THIEF1

El renacer de Garret

Si no habéis jugado a ningún juego de la saga, no os preocupéis, ya que Thief es un reboot de la franquicia, que conserva casi todas sus señas de identidad.

La historia nos pone en la piel de Garret, un ladrón que ha nacido y crecido en La Ciudad, una enorme urbe de ambientación medieval en la que gobierna El Barón, un dictador que tiene sometido a su pueblo por completo. Para más inri, una enfermedad llamada Tenebra está causando el caos en La Ciudad, afectando a la población más pobre y sin recursos.  Un acontecimiento inesperado cambiará la vida de Garret, y será el desencadenante de toda esta aventura, pero eso os dejamos que lo descubráis por vosotros mismos.

Como ya os dije más arriba, Thief es un juego de sigilo puro y duro, que se aleja del casualismo de la acción que tanto puso de moda la ya “anterior” generación, así que si buscáis en él un juego frenético, mejor que lo olvidéis. Tendremos que avanzar con sigilo si no queremos ser descubiertos (el combate cuerpo a cuerpo es MUY arriesgado, un par de soldados pueden acabar con nosotros fácilmente), usando nuestras habilidades de profesión y, como no, el entorno que nos rodea. La oscuridad será nuestra mayor aliada, nos permitirá avanzar por los escenarios sin ser vistos, pero… no toda la importancia recae sobre la iluminación. Todo el escenario juega un papel importante en nuestra estrategia de infiltración: tendremos que apagar velas o destruir lámparas si queremos dejar el camino a oscuras, además de tener cuidado con donde pisamos, no es lo mismo desplazarse por el suelo de roca que por una alfombra, y también habrá que poner atención a los charcos o restos que se encuentren por el suelo y que al pisarlos puedan delatar nuestra presencia.

Un ladrón muy preparado

Para noquear a los enemigos y resolver algunos puzles que nos encontremos por el camino, Garret contará con varias armas y herramientas. Entre las armas que tendremos a nuestra disposición, tenemos el arco (y sus distintos tipos de flecha) y la “cachiporra”, con la noquearemos a los enemigos. En nuestro cinturón también hay cabida para herramientas típicas de ladrones, como las ganzúas (con las que abriremos cerraduras de puertas, baúles, etc) o un destornillador.

Garret además contará con una habilidad llamada “focus”, que le permitirá ver de un vistazo rápido los tesoros que se encuentran en una habitación determinada, o los movimientos y salud de nuestros enemigos. La barra de “focus” es bastante pequeña, por lo que podremos abusar muy poco de este don sobrenatural.

La economía será muy importante en Thief. Debemos robar todo lo que podamos (de valor, eso sí) de nuestro entorno para luego poder venderlo y generar dinero con el que pagar nuevas armas o herramientas (o mejoras para las mismas).

El control del juego recuerda mucho al querido Mirror´s Edge. La cámara se sitúa en primera persona, y con el gatillo izquierdo del pad nos elevaremos del suelo, ya sea para saltar, trepar, esquivar etc. Además de los comandos de ataque, dispondremos de coberturas con las que desplazarnos de manera sigilosa de un escondite a otro, algo muy útil.

THIEF2

Técnicamente notable

La ambientación, texturas, movimientos, personajes… todo en Thief roza un nivel notable. El juego transcurre siempre en paisajes nocturnos, lo que puede llevarnos al agobio, aunque sus constantes cambios de localización (muy diferentes unos de otros) ayudarán a descansar un poco de tanta oscuridad.

Thief es uno de los últimos juegos en “sufrir” el cambio generacional, ya que en algunos aspectos el juego delatan claramente que en un principio fue pensado para la anterior generación. Por ejemplo, el mundo abierto que se nos quiere vender con el título no es tan bonito como aparenta: las zonas tienen un tiempo bastante elevado de carga como nexo de conexión para pasar de una a otra, y su estructura no parece estar del todo bien conectada.

Nos encontramos ante el primer gran lanzamiento de 2014 para las consolas de nueva generación, que necesitan a la de YA un incremento en su catálogo de calidad, y uno de los últimos lanzamientos de peso en PS3 y Xbox 360, que poco a poco nos van dando un adiós definitivo. Lo tendremos disponible en nuestro punto de venta habitual el 28 de febrero de este mismo año.