Sabíamos que los incentivos que los usuarios tendrían por reservar Metro: Last Light en las tiendas, entre ellos el conocido como Modo Comando. Lo que desconocíamos hasta ahora eran las causas del porqué de la inclusión.

Muchas veces criticamos a las desarrolladoras y distribuidoras por querer dividir el juego en partes, lo que ha desencadenado los ya conocidos DLC’s. En este caso a quien tenemos que mirar es a las tiendas. Porque han sido ellas las que han presionado a Koch Media para que el título incluyese exclusividades jugables en la reserva. Desde la distribuidora, Huw Beynon ha querido dar su opinión y hablar sobre ello:

Vivimos en un mundo en el que ofrecer exclusividades en las reservas es un requisito de las tiendas. El Modo Comando era la mejor opción, ya que está pensado para jugadores experimentados que en su mayor medida iban a comprar el juego de todas formas. Hemos rechazado las peticiones para que los contenidos fuesen capítulos arrancados de la campaña o vinculados a la historia.

El Modo Comando elimina toda la interfaz del juego y hace que los enemigos sean más duros de matar. Un modo que los responsables no recomiendan en la primera partida por su extrema dificultad. Los que quieran adquirirlo por cuenta propia tendrán que pagar unos 4 euros. Metro: Last Light llegará por fin a las tiendas el próximo 17 de mayo para PC, Xbox 360 y PS3.

Artículos relacionados

2
Leave a Reply

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
EnforcerPuscifer Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Puscifer
Member
Puscifer

Aaaaaaaaaah… *suspiro* El descubrimiento de los contenidos digitales 🙂 La gran lacra de esta generación que seguro repercutirá gravemente en la siguiente.

Enforcer
Member
Enforcer

Ya hasta las tiendas meten baza con la excusa de las reservas. joder, si queréis que merezca la pena una reserva para que sea algo exclusivo poner el juego más barato al que lo reserve o regalar contenido exclusivo sin querer luego cobrarlo al resto como un DLC.