Titanfall recibe su Deluxe Edition

Titanfall, el juego de disparos en primera persona protagonizado por gigantescos robots futuristas, publicado por Electronic Arts y desarrollado por Respawn Entertainment para las máquinas de Microsoft, celebra la gran aceptación que ha tenido el título y publica una versión especial del shooter denominada Deluxe Edition.

No se trata de que Jorge Javier Vázquez vaya a presentarse los viernes en horario de máxima audiencia en la casa de los jugadores de Titanfall y les vaya a torpedear con preguntas impertinentes, sino que esta Deluxe Edition es un nuevo pack que incluye el juego original acompañado del contenido descargable publicado hasta la fecha: Expedition, Frontier’s Edge e IMC Rising. Estos tres “delecés” traen consigo un total de nueve mapas adicionales al apartado multijugador del título de acción.

En los ocho meses aproximados que han pasado desde que Titanfall viese la luz allá por el pasado marzo, su desarrollador Respawn Entertainment ha seguido trabajando en su juego proporcionando distintas actualizaciones y parches, en los cuales se ha agregado una gran variedad de nuevas modalidades de juego, así como ajustes necesarios para equilibrar el gameplay del título. Se ha revelado también que el shooter ha sido jugado por más de siete millones de personas hasta la fecha. Su productor, Drew McCoy, ha aclarado al respecto que no se trata de que se haya vendido esa montonera de copias del juego entre sus tres plataformas compatibles, sino que las promociones gratuitas que EA dispuso en Origin han hecho que toda esa cantidad de gente hayan combatido entre titanes.

Titanfall

“Ocho meses han pasado desde que nos conocimos… ¿cuándo me presentarás a tus padres?”

Titanfall Deluxe Edition está ya disponible para su descarga en PC desde Origin a un precio de 42,45 euros. La semana que viene, concretamente el próximo 25 de noviembre, también podremos hacernos con esta edición especial para Xbox One a un precio que rondará los 50 euros. ¿Has combatido ya al lado de estos mastodónticos compañeros, culpable?

 

Fuente: Polygon