Cansinos. Porculeros. Desearías matar a tu felyne si con ello su especie se extinguiera. Todos, en este top de monstruos odiados de Monster Hunter.

Monster Hunter es una saga maravillosa que nos permite jugar con el equilibrio de la naturaleza, extinguiendo especies a nuestro paso. Un juego que, si bien ha englobado una cantidad inusitada de monstruos de diferente índole, algunos son más queridos que otros. Ya sea por diseño, movimientos o presencia artística, enemigos como Rathalos o Zinogre están en el corazón de más de uno. Sin embargo, como soy un tocapelotas vengo a hablar de monstruos de este tipo, los que querrías no ver nunca más. Y de momento las noticias son buenas, ya que no los tenemos en Iceborne. Pero bueno, ahí va el top de monstruos odiados de Monster Hunter.

10 – Khezu

Top de monstruos odiados de Monster Hunter

Cómo no empezar una lista de este tipo sin nuestro querido monstruo venoso. Un bicho cuya mayor cualidad es tocar las narices a esos cazadores que tengan que buscar sus materiales. Estamos hablando de un ser blanco, con cuello extensible, que se puede pegar a las paredes y techos, vuela para huir y encima paraliza. Y te devora. Un amor de monstruo.

Y es que si intentamos atacar cuerpo a cuerpo, el Khezu puede simplemente pegarse al techo, inalcanzable para nosotros con nuestra arma, y empezar a lanzarnos mierda y demás fluidos muy poco sanos para el organismo humano. Menos mal que tenemos nuestras bombas de rebote para lanzárselas, que si no… habría que tirar del arco o ballesta. Y entre tú y yo, esta gente me parece muy presuntuosa con su ataque a distancia y demás. Se creen mejor que el resto.

9 – Gravios

Top de monstruos odiados de Monster Hunter

Sinceramente, no es un monstruo complicado. Es lento, grande y fácil de esquivar. Sin embargo, cada vez que tengo que enfrentarme a él es como “me cago en todo, otra vez el Gravios”. Yo, como atacante cuerpo a cuerpo que soy por norma general, tengo tirria a luchar contra este mastodonte de roca. Porque, efectivamente, su piel está protegida por placas tan duras que las armas, normalmente, rebotan. Hay que buscar el punto clave para poder hacerle el daño suficiente, como entre las piernas.

La naturaleza amigos, ningún monstruo aguanta una buena hostia en la entrepierna.

8 – Gypceros

Top de monstruos odiados de Monster Hunter

Un monstruo que comúnmente es presentado como un debilucho, basura en el ecosistema y algo menos que mierda, en el puesto 8. ¿Es que estoy loco? No, porque si leéis bien, es un top de los bichos más porculeros de Monster Hunter, no los más complicados. Y además, es mi top. Así que ajo y agua.

¿Por qué he puesto el Gypceros en este lugar? Simplemente porque me repugna. Entre el envenenamiento (grave en los rangos más altos), que te roba objetos y que se hace el muerto, le tengo odio. Porque siempre, SIEMPRE, que voy a cazarle me roba la fuente de vida. O el objeto utilizable más valioso que tenga. ¿Qué te he hecho yo, oh monstruo desagradecido? ¡Sólo intento poner fin a tu vana e insignificante existencia!

7 – Qurupeco

Sentimientos contradictorios se encuentran en esta posición. Me encanta el Qurupeco, esos colores, ese canto, esa manera de andar… todo me tiene fascinado. Y sin embargo, cada vez que lo encuentro en una misión tiemblo. Y no porque sea él. Sino por lo que aparece debido a su peculiar voz.

Por si no lo sabéis, el Qurupeco se estrenó en Monster Hunter Tri, y su mayor peculiaridad es que puede imitar bramidos y sonidos de otros monstruos. De esta forma, ellos vienen a protegerle. Y aquí reside el mayor problema, en que hay un enemigo concreto que ama al Qurupeco de la misma forma que yo amo la pizza. El Deviljho. Y nadie quiere enfrentarse a un monstruo mientras el Deviljho intenta comerte. Nadie. Bueno, excepto los que ya han perdido las ganas de vivir o intentan joderte la misión. Creedme si os digo que la última visión que quieres ver en tu vida es un pepinillo gigante devorándote.

6 – Rhenoplos (y Konchu, Vespoid y demás)

Top de monstruos odiados de Monster Hunter

¡Y en mitad de la tabla tenemos a los monstruos pequeños! Estos adorables hijos de su monstrua madre no hacen absolutamente nada con sus vidas. Su único objetivo es morir apareciendo de repente en tu cacería, no sin antes haberte pegado una hostia que te deja expuesto y totalmente vendido al monstruo objetivo correspondiente. ¿A quién no le ha ocurrido que está en las últimas, se empieza a tomar una megapoción y de repente un Vespoid te paraliza, mientras el, digamos Rathalos en cuestión te chamusca a su merced?

Y lo gracioso es que el Vespoid SE MUERE con ese ataque del Rathalos. ¿Para eso vienes? ¡Ni siquiera te estaba atacando! ¡SÓLO QUERÍA ASESINAR AL RATHALOS! ¿POR QUÉ TIENES QUE JODERME LA MISIÓN, BICHO DEL %#@&%#@&%#@&%#@&%#@&!

5 – Gobul

Disculpad por mi comportamiento de antes. En verdad no ocurre muchas veces, por eso está en esa posición. Continuemos con el top de monstruos odiados de Monster Hunter feat el que escribe estas líneas. En quinta posición tenemos a otra especie debutante de Monster Hunter Tri, el bello Gobul. Si no lo habéis visto nunca, es una fusión de pez globo y rape gigante con una dentadura que ni los mejores anuncios de Colgate pueden igualar.

Es un bicho promedio, con ataques cotidianos que no deberían poner en apuros a un experimentado cazador. Sin embargo, cuenta a su favor con dos grandes ventajas: su impenetrable piel al hincharse y el agua de Monster Hunter Tri. Lo primero es fácilmente explicable, cuando se hincha su piel es más dura que la del Gravios, pero al no ser tan grande es más complicado pegarle a una zona débil, como la cara, el farol o la parte inferior. Sin embargo, son los pésimos controles en el agua lo que hace que el Gobul sea un fiero rival. ¿Que quieres esquivar hacia la derecha? Pues no, avanzas hacia delante, porque ya estás cansado de vivir. Esa es la vida del cazador acuático, efímera cual flor de cerezo.

4 – Chameleos

Este pobre se ha quedado a las puertas del top 3 de la lista. Aunque pobre no es la palabra que estaba buscando, sino más bien “pequeño bastardo”. ¿Os acordáis del Gypceros? Pues este monstruo es la imagen viva de lo que el Gypceros quiere ser y no ha conseguido. Aspiraba a ser Mewtwo y se quedó en Rattata. Quería convertirse en un lord Sith y al final acabó siendo parte del Consejo Jedi. Quería formar parte del Universo Cinematográfico de Marvel y sólo logró entrar en el de DC. En definitiva, si Gypceros era chungo, Chameleos lo es más.

Es un camaleón gigante con la capacidad de camuflarse en el ambiente, envenenarte, robarte todo lo que tengas sin tener que usar una pistola o navaja y encima es un dragón anciano. Además, cada vez que te birla algo te deja la armadura llena de babas. Porque su lengua puede recorrerse el camino de Santiago con solo estirarse. Lo siento Gypceros, sigue entrenando para convertirte en esta pu… de monstruo.

3 – Malfestio

¡Por fin llegamos a los tres ¿mejores? monstruos del top! El dudoso honor de ser la medalla de bronce de los monstruos más cansinos de Monster Hunter es para… ¿para qué intento crear expectación si ya lo habéis leído en el título de este puesto? Exacto, el Malfestio. Un monstruo que ha debutado recientemente en la saga, con Monster Hunter Generations.

Se trata de una especie de búho que es capaz de hacer cosas. Cosas horribles que no te dejarán dormir por las noches. Porque claro, este bicho sale a joder la vida de las personas por la noche. Primeramente es capaz de dormir a cualquier cazador que ose interponerse entre un ¿rayo? somnífero y su víctima (otro cazador). Perfecto para los que parecen insomnio. Y después posee lo que hace que esté en este puesto, un ataque que invierte los controles de nuestro personaje. En serio, mataría a quien se le ocurrió la idea de hacer esto (y la de dar vueltas al joystick para ganar disputas, qué ganas de jodernos el mando). Ten cuidado cuando vayas a dormir, puedes ser la siguiente víctima del Malfestio.

2 – Rajang

He puesto en este lugar al Rajang porque sinceramente, es uno de los monstruos más jodidos que he visto. Pega absurdamente fuerte, es veloz, lanza kamehamehas de electricidad, se convierte en Super Saiyan y encima… ¿qué es eso? ¡Oh dios no!

… Todo lo que he dicho antes es mentira. Es un monstruo afable, cariñoso y que sólo busca amor. Es una especie de primate fortísimo, pero no por eso te va a matar de un golpe (aunque podría). Además, las bolas de rayos y los kamehameha eléctricos sólo sirven para darnos la suficiente capacidad para tener luz en nuestras casas. Todo lo que hace es para ayudarnos, no es como si estuviese escribiendo estas líneas porque ha entrado un Rajang en mi casa y me está obligando a ello para ganar popularidad. TE QUIERO RAJANG POR FAVOR NO ME MATES.

1 – Gran Jaggi

El señor de Monster Hunter no podía faltar en una lista como el número 1. Fuerte, aguerrido, mortal. Un monstruo que de un solo toque te ejecuta. Me encantaría decir eso, pero sería engañaros. El monstruo qué más histeria causa, el que da rienda suelta a tu ira oculta, no es otro que el Plesioth.

1 (El de verdad) – Plesioth

No lo digo yo solo. Un estudio de la universidad de Kansas ha demostrado que 13 de cada 10 cazadores lo odian con toda su alma. Ya sea porque, como otro “querido” miembro de este top, utilice el agua como medio, o por sus archiconocidos golpes de aire (yo los denomino golpes de vacío), el Plesioth se ha ganado la fama por méritos propios.

Pongámonos en situación. Juegas a un Monster Hunter que no sea el Tri Ultimate y te enfrentas al Plesioth. Llegas a la zona y te lo encuentras en el agua, nadando (no va a ser andando sobre ella… aunque podría). No puedes llegar a él, no puedes hacer nada porque inteligentemente has optado por formar parte de los valientes cazadores melé. Sólo te queda esperar a que salga del medio acuático mientras esquivas sus rayos de agua que podrían destrozar Mordor de un solo golpe. Finalmente, el Plesioth te considera digno para presenciar su imponente figura y aparece en tierra de un salto.

Feliz, crees que ahora está indefenso, ¡pero no! El incauto cazador no conoce el mayor secreto del Plesioth, y es que él es un potente y poderoso archimago versado en las artes psicománticas, capaz de propinarte golpes sin siquiera tocarte. Dando una vuelta sobre sí mismo, y creyendo que no te alcanza, de repente te encuentras volando por el escenario, con más de la mitad de la barra perdida, y con 123 hemorragias internas. Todo por culpa de esos golpes de aire (o de vacío) en los que el Plesioth es un maestro.

Y así acaba este top, recordando lo insignificante que somos nosotros los humanos comparados con una deidad como el Plesioth, capaz de sacar todo el potencial de un ser vivo y utilizarlo en contra de sus enemigos. Desde el travieso Khezu con una forma a veces censurable, hasta el Konchu más recóndito y escondido de las montañas, pasando por el siempre amable Rajang. Un top que seguramente a muchos de vosotros no os guste, pero que incluye todo lo que hace que Monster Hunter sea una saga especial: esa pequeña parte tocapelotas que agrada a cualquiera.

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of