Focus Home Interactive publica el tráiler de lanzamiento de The Surge

Se ha publicado el tráiler de lanzamiento de The Surge. No muestra absolutamente nada nuevo, pero al menos nos recuerda que en pocos días podremos partirle las piernas a máquinas gigantes.

Focus Home Interactive ha publicado hoy el tráiler de lanzamiento de The Surge y, lejos de ser algo nuevo, nos han vuelto a decir lo mismo.  De hecho, gran parte del tráiler está hecho con escenas de uno anterior. Pero bueno, sigue siendo decente:

El vídeo recoge algunas de las características del juego pero en formato de cinemática. Deja entrever, por ejemplo, varios rasgos de la historia. Lo primero que vemos es la compañía CREO, la que, presumiblemente, es la encargada de que el mundo se haya ido al garete. Y, además, aparece el logo acompañado con un discursito para nada sospechoso.

Acto seguid vemos una maravillosa implantación de un exoesqueleto que parece que hace muchas cosquillas. Seguro que el protagonista lo está pasando muy bien, sí. El caso es que, ese exoesqueleto, aúna varias de las características mecánicas (nunca mejor dicho) de The Surge. Como se sigue viendo en el tráiler, el combate será una parte fundamental del juego.

Novedades

Deck13, para diferenciarlo de Dark Souls (su referente más claro en términos jugables) ha apostado por un poco de innovación. Uno de las mayores apuestas de The Surge es que podremos decidir a qué parte del enemigo podremos golpear para destrozarla y, si queremos, hacerla nuestra. Al final el exoesqueleto de las cosquillas acabará siendo útil.

trailer de lanzamiento de the surge

Otro de los aspectos más destacables, como salta a la vista, es su ambientación. Está basado en un futuro distópico dominado por las máquinas. Nuestro objetivo será sobrevivir y descubrir qué demonios ha pasado. Algo tremendamente original, dónde va a parar. El caso es que la ambientación es, probablemente, uno de los principales reclamos para probar The Surge. Lo de darse guantazos con máquinas gigantes a las que les podemos arrancar un pie y usarlo como arma es, cuanto menos, gratificante. El 16 empezaremos a salir de dudas sobre él.