Preparad el arco y la espada para volver a combatir a lomos de vuestro corcel en el tráiler de Mount & Blade II: Bannerlord.

Su primera parte aunque a ratos repetitiva y falta de variedad, fue bastante original. Las multitudinarias batallas dando mayor importancia a las monturas fueron un soplo de aire fresco en el género. Ahora con el tráiler de Mount & Blade II: Bannerlord, podemos comprobar hacia donde avanza la saga.

Explora, comercia y lucha

Taleworlds Entertainment ha lanzado este vídeo para mostrarnos cómo luce el juego y qué podemos esperar de él. Por lo que vemos el combate a caballo seguirá siendo la base de esta entrega, pero no será lo único que haremos.

Tendremos un amplio mapeado a nuestra disposición con varios poblados que explorar. Podremos visitar tabernas e interactuar con algunos de sus lugareños. Luchar en torneos para conseguir recompensas. Comprar y vender objetos, para personalizar a nuestro personaje con ellos. Combatir a pie también será una opción aunque de momento estas peleas no se ven muy fluidas.

En la cercana Gamescom 2018 se pondrá a disposición de los asistentes una demo jugable. En esta prueba se podrá elegir protagonista entre una selección de personajes prefabricados por la compañía. Esto no significa que en la versión final del juego no vayamos a poder crear nuestro avatar. Simplemente han decidido hacerlo así para el evento por evitar una pérdida de tiempo en la convención. Así un mayor número de personas podrán disfrutar de la demostración.

En ella permitirán la exploración del mapa y sus asentamientos con total libertad. Establecer conversaciones con lo NPC’s que queramos, contratar y entrenar tropas, comerciar, tomar algunas decisiones y por supuesto combatir. Torneos, escaramuzas y algunas grandes batallas estarán a disposición de los asistentes a la convención para su disfrute.

Los afortunados podrán así probar de primera mano las mejoras de esta nueva entrega que se lanzará en PlayStation 4, Xbox One y PC. En cuanto tengamos más información os haremos partícipes de ella culpables.

Allons-y!