El tráiler de presentación de Outward nos muestra de primera mano este nuevo RPG de mundo abierto. Soñemos con las posibilidades.

La generación de consolas y compatibles en la que nos encontramos es, probablemente la que mayor número de sandbox esté recibiendo. Casi todos ellos de calidad y con variedad de contenido. Juegos como The Witcher o Breath Of The Wild son ejemplos de que la tecnología permite crear estos con más detalle y libertad. El tráiler de presentación de Outward, nos muestra un nuevo candidato a robavidas.

Vamos de paseo en compañía

Sus creadores son Nine Dots Studio que para la ocasión se han asociado con Deep Silver, que se encargará de su distribución. Poco sabemos de momento de este nuevo RPG, aparte de que tendrá un amplio mundo por el que moverse libremente. Podremos hacerlo además solos o en compañía de algún amigo. Por lo que se observa en el vídeo podremos hacerlo en la misma consola, puesto que la pantalla de dividirá en dos de manera horizontal. Parece que también podremos jugar de manera cooperativa online.

Su sistema de combate apenas se aprecia, aunque parece que optará por la acción directa. Lo que sí se puede apreciar es que la magia tendrá un papel importante. No tendremos puntos de experiencia para mejorar al personaje. En su defecto encontraremos entrenadores a los que pagar para que nos enseñen habilidades. Se nos prometen alrededor de 100 horas de juego, siempre dependiendo de cada persona.

Gráficamente no parece que vaya a poder competir con los titanes del género pero parece que ofrecerá variedad de escenarios. Por lo pronto en este tráiler de presentación de Outward se nos indica que su fecha de salida será el día 12 de febrero de 2019. A no ser que se termine retrasando por algún motivo no tendremos que esperar tanto para comprobar sus bondades.

De seguro que durante estos meses de espera iremos recibiendo mayor información sobre el. Por el momento Playstation 4, Xbox One y PC son los sistemas que recibirán la aventura. Por el momento nuestra querida Nintendo Switch se queda al margen.

Allons-y!