Cómo transformarse en dragón en Dark Souls 3

Te explicamos, paso a paso, cómo transformarse en dragón en Dark Souls 3. Sí, el titular está bien y el juego acaba de ganar muchos puntos.

¿Acaso hay algo más bonito que poder transformarse en dragón en Dark Souls 3? Pues sí, sí que puedes. Y además no es muy complicado. Pero aún así te guiaremos. Sin embargo no os creáis que os vais a transformar en Shenron o en alguno de los dragones de Dark Souls III. Adquirirás otra forma más humanoide. Al más puro estilo Bloodborne con la bestia.

Eso sí, antes de comenzar has de saber que encontrarás spoilers. Así que si quieres enterarte de esta curiosidad que sea bajo esas consecuencias, o juegalo primero, claro. Hablamos de zonas secretas, jefes secretos y algún que otro jefe de unas zonas del juego bastante avanzadas. Aún así evitaremos el uso de imágenes que revelen la historia, pero avisados estáis.

Paso a paso

  • Examinar una estatua con el cuerpo de un dragón que se encuentra en la mazmorra de Irithyll, en un acantilado de una gran zona cercana a un elevador. Esto te dará el objeto Piedra de Torso de Dragón. (Las imágenes llegan de la mano de VG 24/7)

transformarse en dragon en dark souls 3

  • Tras vencer a la Bailarina del Valle Boreal debes dejar un objeto sobre el altar para poder seguir el camino y llegar al boss Oceiros el Rey Consumido. Con esto conseguirás el Pasaje del Dragón.
  • Vuelve a la estatua del primer paso y usa lo que acabas de conseguir, el Pasaje del Dragón. Con esto desbloquearás la zona secreta llamada La Cumbre del Archidragón. Efectivamente, esta zona tiene un boss, ¿adivina qué? Sí, un dragón. Tras derrotarlo te dará el objeto Piedra de Torso de Dragón Centelleante.
  • Ahora en el Santuario del Enlace de Fuego habla con el NPC Rey Hawkwood el Desertor. Cuando termines con todo su diálogo, vete a hacer un bonito viaje a tu zona favorita del juego. Tras ver las preciosas vistas de la zona seleccionada, vuelve al Santuario y habla con Andre.
  • Tras esto solo queda un paso. Deberás ir a la hoguera de Los Vigilantes del Abismo (un boss estupendo que nos habrá sacado de quicio a más de uno, levanto la mano) para encontrarte de nuevo con Hawkwood pero esta vez no será para hablar sobre el buen tiempo que se ha quedado. Efectivamente, a espadazo limpio. Derrótalo y conseguirás el último item, la Piedra de Dragón Centelleante. No te preocupes si te mata, te quitará una de las otras piedras pero podrás recuperar ambas cuando acabes con él.

Y esto es todo, ahora solo queda quitarte toda la armadura y usar los objetos de dragón. Ya está, eres un dragón. Los monos, las jirafas, millones de años de evolución, Lucy, los Australopithecus y toda la teoría de Darwin a tomar viento.

transformarse en dragon en dark souls 3

¡Vamos con afán, todos a la vez!

Este nuevo estado te subirá muchas defensas y además te dará nuevos movimientos y habilidades, como un grito de guerra que te hace más fuerte, una llamarada, o potentes ataques de dragón. Además, si en el tercer paso exploras un poco más la zona y descubres un nuevo altar en el que usar el Pasaje del Dragón conseguirás más habilidades.

Por aquí os dejamos también un vídeo para que veas todos los movimientos de esta nueva forma, así como un vistazo rápido al recorrido para llegar a ella cortesía de Gamespot.

Esperamos que os haya gustado este gran secreto, culpables. Si tenéis problemas con el juego os dejamos por aquí un truco para conseguir almas infinitas, pero no abuséis. Además podéis pasar un buen rato con alguna curiosidad o ver nuestro análisis si aún no te has decicido.