Un año de Wii U

2013 debería haber sido el año de consolidación de Wii U, un año lleno de elogios, laureles y decenas de lanzamientos de relumbrón. Lamentablemente, ya estamos en la frontera entre el 13 y el 14, y lo que nos encontramos es que Nintendo apenas ha podido concienciar a los usuarios y los vendedores de que Wii U es una máquina que no tiene nada que ver con Wii. No me malinterpretéis, Wii U es, a día de hoy, uno de mis sistemas de entretenimiento preferidos, pero siendo sinceros, dista muchísimo de lo que debería ser una consola fuerte, potente y para las masas, y este último año es un claro ejemplo.

un año de wii u

Es difícil mantener un sistema con escaso apoyo de las third parties, sí, es duro acostumbrar a tú legión de programadores a aprovechar los beneficios de la alta definición, y sobre todo es muy complicado convencer a la masa de jugadores no nintenderos de que Wii U puede ser tan versátil como One o PS4. A pesar de todo, la consola del mando tablet sigue luchando, y en Nintendo se han esmerado para ofrecernos un 2013 variado y entretenido, y si os fijáis en los títulos que destacaré a continuación, veréis como es posible, al menos durante 2013, mantener una Wii U como consola principal de un hogar sin perderse demasiadas cosas.

Empezaré destacando los partidos que Nintendo ha jugado en casa, o lo que es lo mismo, los mejores títulos made in Nintendo que han aparecido a lo largo de este año que se nos va. Aunque han habido algunas decepciones, como Game & Wario, la tónica general no ha ido por ahí, y el nintendero medio debe estar más que orgulloso de la tercera parte de Pikmin, de Wii Party U, del DLC New Super Luigi U o del soberbio y espectacular Super Mario 3D World, uno de los mejores juegos del fontanero jamás creados.No hay que olvidar el magistral remake HD de Wind Waker, o los exclusivos third party como Monster Hunter 3 Ultimate, Lego City Undercover, Sonic Lost World o The Wonderful 101. Efectivamente, los exclusivos third party son muy poquitos, aunque de muy buena calidad los cuatro.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Q8H5UnAMpVU&list=PL0zqhElL9GQaB-xxy5VLELU9R3aVfwifK&index=43[/youtube]

En cuanto al apoyo de las third parties y el catálogo multiplataforma, es cierto que Wii U palidece al compararse con PS3 o 360, pero no tanto como pudiera pensarse en un primer momento. A Wii U han llegado sagas de renombre como Ninja Gaiden, Injustice, Need for Speed, Resident Evil, Splinter Cell, Rayman, Deus EX, Call of Duty, Batman e incluso Assassin´s Creed, lo cual, a pesar de todo, es un buen catálogo. Obviamente, se echan en falta ilustres franquicias como FIFA, Battlefield, Tomb Raider, Far Cry, Dead Space, DMC, Bioshock, Crysis, y muchas otras…

Para intentar suplir ese gran vacío third party -sin duda el gran debe de la consola-, podemos darnos un paseo por le eShop de Nintendo, y si funciona, podemos encontrar un buen puñado de clásicos de siempre, mezclados con un gran número de títulos independientes y de la propia Nintendo. Nes Remix, EarthBound, Mighty Switch Force 2, Wii Sports Club, Harvest Moon o Wii Karaoke U son un claro ejemplo de la heterogeneidad de la tienda de descargables de Nintendo, quizás una de las cosas que sí han cumplido al cien por cien con las expectativas que creemos imprescindibles para el triunfo de un sistema de entretenimiento del siglo XXI.

En definitiva, Wii U nos deja un primer año agridulce, muy mejorable, pero con trazas de que si Nintendo se pone las pilas, y el viento third party sopla favorable, Wii U se consolidará. Recemos por que las bestias next gen no se la coman.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=GFEuPrvd7ds[/youtube]