Un año de XBox 360

Dejemos las cosas claras desde un principio. 2012 no ha sido el mejor año de XBox 360 en lo que a exclusivos se refiere, podríamos decir que ha sido de los peores y eso es algo que tendrán que admitir hasta nuestros culpables más xboxers. Este año era de los finales de la consola y Microsoft tendría que haber dado un puñetazo sobre la mesa para poder plantar cara a las nuevas IP que Sony traerá bajo el brazo en 2013 y para poder hacer frente al impulso de Wii U, una consola que acaba de salir al mercado.

ARTICULO-UN-AÑO-DE-360-774x250

Por desgracia, para los jugadores que exigimos los tan famosos “triple A” o, al menos, juegos potentes, Microsoft ha decido apostar por ese público casual que juega poco y compra poco software.  Supongo que ya todos os imaginaréis a qué me estoy refiriendo: Kinect. Los de Redmond han decidido, desde el lanzamiento de la periférico de la consola, apostar muy fuerte por ella, llenando el catálogo con exclusivos expresamente pensados para Kinect. El problema radica en que ninguno de esos títulos tienen una calidad desbordante ni son capaces de satisfacer a los jugadores más traidiconales.

A pesar de esto, Microsoft ha tenido el buen acierto de traernos dos nuevas entregas de dos de sus sagas más aclamadas: Halo y Forza. Halo 4 nos ha vuelto a traer una campaña espectacular, con una historia que pocos shooters tienen, además de una calidad técnica impecable. Como punto negativo podríamos señalar los cambios que se han hecho en el modo Online aunque eso no ha impedido que el título se convierta en un superventas y en estos momentos haya cientos de miles de jugadores manejando a sus Spartans en los diversos mapas del juego.

Halo-4 artwork

Por otro lado tenemos a Forza Horizon, el juego de conducción por excelencia de Microsoft. En esta ocasión han decidido que el juego sea un poco más arcade que los demás, además de enfocar mucho el juego hacia los DLC con lo que si queremos tener la experiencia completa tenemos que comprar el pase de temporada, al igual que ocurre con Battlefield 3 y el Premium, por poner un ejemplo.

Xbox Live también ha nutrido a la consola de exclusivos, aunque no sean demasiado conocidos por el público general. En este sentido nos podemos encontrar con auténticas obras maestras como Deadlight, Happy Wars o Hybrid, sin olvidar el tan exitoso Minecraft que ha llevado al éxito a Mojang.

Por otro lado tendríamos que destacar al gran The Witcher 2, que llegó este año a XBox 360 y, sin duda, se ha convertido en uno de los imprescindibles para todos los amantes del buen rol. CD Projekt ha logrado sacarse de la manga un juego adulto y oscuro, con una trama sobresaliente de la que muchos querrían presumir.

Minecraft-600x587

A pesar de todo, realmente los exclusivos este año solo han sido el colofón para todo un catálogo de grandes lanzamientos. No voy a mencionarlos todos porque no disponemos del espacio suficiente pero creo que a todos se nos viene a la cabeza grandes títulos como Borderlands 2, la trilogía de terceras partes (Assassin´s Creed 3, Mass Effect 3 y Max Payne 3), novedades sorprendentes como Dishonored o Kingdoms of Amalur: Reckoning y el retorno de la lucha con Tekken Tag 2 y Street Fighter X Tekken.

En resumidas cuentas, no ha sido un año que presumir respecto a un catálogo exclusivo, aunque el catálogo general ha sido sobresaliente, como mínimo.

Y, por supuesto, si aún no sabes qué regalar este año, pásate por nuestra Guía de compras de XBox 360 y decide. Tú mismo.