Valve quiere estudiar el sudor y usarlo en sus juegos

Por qué presentar nuevos juegos cuando puedes seguir investigando. Los creadores de Left 4 Dead y Half-Life continúan buscando revolucionar la experiencia jugable. Mike Ambinder, empleado interno de Valve, es un psicólogo experimental que no tendría cabida en otro estudio de videojuegos que no fuera éste. La biorretroalimentación parece ser su objetivo ahora mismo, y con él conocer las reacciones fisiológicas de un usuario a determinado juego.

Una cosa que nos interesa mucho es la noción de biofeedback y la forma en que se puede aplicar al diseño del juego. La parte más interesante de la ecuación es lo que podemos hacer cuando se incorporan señales fisiológicas en el propio juego. Con los títulos de hoy en día, el usuario interacciona únicamente con un controlador. Pero los desarrolladores de juegos no tienen conciencia de hasta que punto el jugador está disfrutando del juego. Si pudiéramos empezar a aprovechar eso, podríamos recurrir a toda una serie de datos.

Valve ha llevado a cabo experimentos en los que se ha medido el sudor de los jugadores y relacionarlos con su nivel de excitación. Con Left 4 Dead hicieron un experimento en el que el jugador tiene cuatro minutos para disparar a 100 enemigos. Si ellos estaban calmados, el juego avanzaba con normalidad. Si se excitaban o se ponían nerviosos, el juego se movería más rápidamente, y tendrían menos tiempo para disparar a los enemigos.

[vimeo width=”640″ height=”360″]http://vimeo.com/65425720[/vimeo]

También han realizado investigaciones sobre seguimiento ocular, ya que los ojos son más rápido que las manos, se creó una versión de Portal 2 que aplicaba esta idea.

Es todavía experimental, pero funcionó muy bien, y nos quedamos encantados con eso.

Parece que Valve está unos años por delante del resto de compañías en lo que se refiere a investigación e innovación jugable. ¿Qué nos deparará en el futuro la desarrolladora?

Fuente: Vg247