Valve presenta Steam Direct como sustituto de Steam Greenlight

El servicio de Steam que ha permitido el lanzamiento de miles de videojuegos independientes será reemplazado esta primavera por otro de índole similar.

Valve ha anunciado en una nueva publicación en Steam el lanzamiento de un nuevo servicio en primavera, Steam Direct, que reemplazará al actual Steam Greenlight. Aun así, la compañía continuará permitiendo que se añadan títulos hasta dos semanas antes de que esté funcionando su sustituto.

Según el artículo en el que cuentan sus intenciones, después del lanzamiento de Steam Greenlight se dieron cuenta de que era un útil paso hacia un sistema de distribución más directa. De esta forma, pudieron rebajar las barreras para que muchos desarrolladores pudiesen publicar juegos en Steam.

Sin embargo, desde su punto de vista Greenlight presentaba dos problemas que debían resolver: mejorar el filtro para añadir nuevo contenido a Steam y encontrar nuevas maneras de conectar al consumidor con los contenidos que quieren.

Valve presenta Steam Direct como sustituto de Steam Greenlight

Así, en el nuevo servicio Steam Direct “se elimina el concurso de popularidad. Los desarrolladores solo deberán presentar digitalmente algunos documentos, pagar una cuota (que podrían recuperar) y lanzar el juego”.

El problema que podrían tener que afrontar los estudios más pequeños, como ellos mismos reconocen, y que está siendo más controvertido es el de la cuota a pagar para el lanzamiento. Esta no está todavía decidida de forma definitiva, pero podría ir de los 100 a los 5000$. Un bache en el camino con el que pretenden echar para atrás las propuestas poco serias y de paupérrima calidad, pero que podría echar para atrás a muchos desarrolladores hábiles en una mala condición económica.

Valve ha terminado valorando positivamente los resultados de  Steam Greenlight a lo largo de sus cuatro años y medio de vida, recalcando que más de cien títulos han recaudado al menos un millón de dólares gracias a este servicio, sin el cual muchos ni siquiera habrían llegado al mercado.