videojuegos de Batman

Un breve repaso a los videojuegos de Batman a lo largo del tiempo

Con 80 años, el Caballero Oscuro aún se mantiene en forma. Pero, si cambiamos el formato ¿ha sido así en el caso de los videojuegos de Batman?

Últimamente, parece que Marvel acapara todas las miradas. Ya sea a causa de las pelis del Universo Cinematográfico o los juegos, parece que DC queda siempre en segundo plano. Sin embargo, esto no siempre fue (ni es) así, ya que DC tiene un as bajo la manga. No, no hablamos de Superman, pues el hombre de hierro nada tiene que hacer contra el autodenominado Caballero Oscuro. Y, si concretamos, poco puede hacer frente a videojuegos de Batman.

La versatilidad de un inicio

Nuestro querido hombre murciélago ha sabido hacerse un hueco en el corazón de los fans. Quién lo diría, siendo un super millonario de cuerpo esculpido, pero ese toque oscuro sabe hacerse notar frente al resto de héroes que encarnan «la luz» de la bondad. Esto, por supuesto, también se ha transferido a otros medios fuera del cómic, tal y como comentábamos. En concreto, en el apartado jugable, hemos visto Batman de todas las formas y colores. En juegos clásicos en 2D, de acción, de Lego… ¡Si hasta se le ha visto aquí en demos de tragaperras online gratis! El protector de Gotham City se expande más allá de sus dominios, sin duda.

Pero, claro está, no todo lo que salga del bat-cinturón tiene que ser bueno. Hay títulos que es mejor olvidarlos en un callejón oscuro y olvidado tras un teatro. Mientras que hay otros que deberían encumbrarse a lo más alto, claro está, tiene que haber una de cal y otra de arena. Y, ¿qué os parece si repasamos unos cuántos de este estilo?

27 son los juegos donde el Caballero Oscuro ha tomado protagonismo, si bien cabe mencionar que los primeros fueron bastante variables en lo que se refiere a calidad. No podemos echarles nada en cara, claro está, eran los primeros pasos en un nuevo formato, no había mucho con lo que comparar  se creía que, básicamente, teniendo el nombre de Batman en portada la cosa iba a vender como churros.

videojuegos de Batman

Bueno, y la cosa funcionó con el primero, dentro de lo que cabe. Con el nombre del héroe por bandera, y al no tener nada con lo que compararlo, el título para Sinclair ZX Spectrum, que nos presentaba una videoaventura, supo ganarse el favor del público y crítica. Cosa que no ocurrió con su segunda aventura, por desgracia. Batman: The Caped Crusader nació en 1988 para diversas plataformas, y con su predecesor en pantalla, poco pudo hacer. Se ganó el favor de la crítica, sí, pero el público parecía dividido, pues había cosas, como el diseño de niveles, que no convencían a todos.

El tiempo fue pasando y con él los videojuegos del hombre murciélago. ¿Y qué necesitábamos para volver a darle vida? Pues una película. Sí, ya sabemos que suena raro eso de que de una película hagan un título bueno, pero creednos, antes ocurría así más de lo que parece. Quizás debido a que al tener unos elementos más limitados, no se intentaban hacer cosas demasiado extravagantes. No, no vamos a traer a coalicción Superman 64, esa cosa no existe y era un experimento demasiado raro. Volvamos a nuestro caballero de la noche.

El bueno de Batman, como hemos comentado, vería un montón de juegos tras de sí, pero uno de los mayores saltos, de manera general, lo dió con la llegada de Snes. Batman Returns para esta plataforma fue enormemente recordado. Y es que mirad esos gráficos. Detallados, coloridos, llenos de detalles… así daba gusto salvar Gotham. ¿Hizo mucho en ello la película de Tim Burton? Pues oye, al menos hizo para que los desarrolladores se inspiraran de lo lindo. Y eso es de agradecer.

Arkham, lugar de las pesadillas de tus sueños

Pero ya está bien de echar una mirada al pasado lejano. Relajemos el cuello al mirar atrás y acerquémonos un poco más en el tiempo. No, los gráficos y la potencia de las consolas no lo hacen todo, pero es innegable que el paso de las generaciones le han sentado genial a los videojuegos de Batman. Más cuando la locura se desata en ellos, como en la saga Arkham. Que levante la mano el que no conozca estas maravillas visulales. La tetralogía original se ganó a todos los jugadores por la cuidada inmersión que ofrecía y, qué diantres, te hacía sentir en todo momento como el héroe de Gotham. Atormentado y torturado, sí, pero héroe al fin y al cabo.

Sólo hemos nombrado unos pocos, pero se ve cómo de prolífico puede ser esta personaje, dando pie a todo tipo de aventuras. Incluso en aquellas que no guarda un papel protagonista se le recuerda con cariño, como ocurre con la saga Injustice, pues nos muestra a un héroe que quiere liberar al mundo de lo que tanto temía, o el de la serie LEGO, que nos muestra un Batman serio, pero que puede hacernos reír por este mismo detalle. Todo depende del enfoque que se le de.

¿Qué será lo siguiente que pueda depararnos? Con la actual generación de consolas, y la revitalización de los Superhéroes, sin duda tendrá que ser algo realmente grande, pues ya hemos visto que se pueden conseguir grandes cosas.