Los videojuegos violentos NO producen conducta antisocial

Señora, puede usted estar tranquila. La próxima vez que se cruce con un muchacho con gafas y una camiseta que ponga Minecraft, no tendrá que huir despavorida mientras grita ASESINOOO. Dele las gracias a la universidad de Queensland, que ha elaborado un estudio, del que, entre otras cosas, se puede deducir que el uso de videojuegos violentos no produce una conducta antisocial ni agresiva.

Aaaaaamén

Aaaaaamén

El experimento es la leche, y demuestra que los cientificos tienen sentido del humor, además de bata, gafas y camisetas de Flash. Cogieron a un grupo de 160 voluntarios, que dividieron en tres grupos, y les pusieron a jugar juegos del tipo antisocial (GTAIV), violento (Black Ops zombi), prosocial (World of Zoo) y no violento (Portal 2). Luego hicieron una segunda prueba con el juego antisocial y el no violento, y terminaron jugando a los Lemmings y a los Lamers.

Después de esto -y aquí viene lo cachondo-, les pusieron un test en el que supuestamente se vería cómo les había afectado la sesión de juego, pero en realidad la conducta se valoraba al dejar caer un boli al lado del tipo que estaba haciendo el test, para ver si ayudaba o no a recogerlo. Las conclusiones del estudio son estas:

Los tres experimentos fallaron al encontrar un efecto perjudicial entre los videojuegos violentos y la conducta prosocial, a pesar de usar juegos antiguos y contemporáneos, tests retardados e inmediatos, y exposiciones cortas y largas. A pesar de que este estudio no es concluyente, la preocupación sobre el impacto videojuego violento sobre la conducta prosocial podría estar equivocado o desproporcionado.

En fin, señora, que con los gamers pasa como con los heavies en los años años 80. Resulta que eran las mejores personas, pero las abuelas huían de ellos si se los encontraban en un callejón. Jugar no nos hace violentos, pero OJOCUIDAO, eso no quita para que un tío loco le de a la consola como un poseso, ¿vale?

Fuente: Plos One