Warcraft: El Origen, China no salva a la película del batacazo

Parece que finalmente Warcraft: El Origen no se va a salvar de perder dinero, a pesar del increíble tirón que ha tenido el filme de Universal y Legendary Pictures en el mercado chino.

Algunos analistas consideran que la producción podría terminar con unos 30 o 40 millones en pérdidas, aunque un acuerdo cerrado para la distribución digital de la cinta en China y otro acuerdo por el merchandising de la peli podría rebajar el saldo negativo hasta los 15 millones de dólares.

La película ha sido un auténtico fracaso en Estados Unidos, donde la crítica la hizo trizas en su estreno, y eso es muy difícil de remontar en plena era de internet, en la que las redes sociales no se apiadan de este tipo de acontecimientos. La recaudación allí se paró en los 46,6 millones de dólares, y ya sabéis que si el mercado norteamericano no cubre los gastos de la producción, que en este caso fueron 160 millones de dólares, se considera que la película no ha triunfado, recaudes en China lo que recaudes.

En Europa la cosa no ha ido mal del todo, pero como os contaba antes, el gigante oriental ha sido el que ha evitado que el filme caiga en el ridículo recaudatorio. Según The Hollywood Reporter, Warcraft: El Origen ha amasado unos 430 millones. De ellos, unos 221 proceden del mercado chino, donde el filme ha batido récords de taquilla.

Esta situación pone en la cuerda floja la supuesta trilogía que se iba a rodar, e incluso abre nuevos y curiosos caminos en el caso de llevarse a cabo. Los siguientes filmes podrían rodarse con el público asiático en mente, en vez de con el norteamericano, pudiéndose quedar incluso estos con una versión doméstica o un estreno reducido. Lo que sí es seguro es que, de rodarse una continuación, esta tendría un presupuesto mucho más reducido, algo habitual en la industria que ya hemos podido ver en sagas como Divergente.

Tú qué, ¿has visto la peli? ¿Tan mala es? Por aquí puedes leer nuestra crítica.