World of Tanks - Análisis Xbox One

Será por el buen hacer de Wargaming.net que World of Tanks es actualmente el MMO que más ingresos genera. Quién sabe, pero algo tienen estos carros de acero que allá donde van, lo petan. Tras un inicio triunfal en territorio PC y arrasar con la estepa de Xbox 360, los tanques llegan a Xbox One con el mismo aire triunfal.

Como bien indica el título, World of Tanks trata de guerras de tanques. Eso es todo. Monstruos de acero que arrasan allá por donde van, con capacidad de fuego para derribar varios edificios, retándose y curtiéndose el lomo. Y es en ese planteamiento tan simple donde reside la fórmula efectiva del juego. World of Tanks pone a nuestra disposición una serie de tanques de diversa nacionalidad (Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido, Unión Soviética y Japón) y características. Al principio todo son tanquetas básicas, de mucha movilidad pero poca capacidad ofensiva, algo que cambiará según vayamos participando en batallas y ganando monedas y experiencia y podamos desbloquear mejoras.

Las posibilidades en cuanto a añadidos del tanque no se limitan a elementos físicos, pues además tendremos que invertir tiempo en contratar personal, elegir el tipo de munición, elegir la radio o el motor, entre otros. Pero, eso si, serán los añadidos bélicos aquello que nos hará ser la diferencia en el campo de batalla. Como novedad en Xbox One, se ha añadido un modo “jugador contra entorno” donde podemos probar las novedades que vayamos incluyendo, antes de sacar a nuestra arma de guerra al campo de batalla.

world of tanks 4

World of Tanks es un juego correoso que pide tiempo al jugador. Tiempo para aclimatación, que puede traducirse en tiempo para la frustración y el consiguiente abandono. Tardaremos varias horas en acceder a tanques que superen la media del notable, y no digamos ya para manejar pesadas bestias de guerra, y no hay forma de avanzar sino curtiéndose el lomo en batallas online no siempre justas, no ya por fallos de conectividad (durante la fase de pruebas no hemos notado un solo tirón, caída o fallo derivado) sino por la eterna presencia de jugadores muy experimentados, los cuales acaban con nosotros sin pestañear.

Para lograr ser un maestro del tanque, hay dos opciones: o bien te embarcas durante horas y horas en batallas online, o tiras de billetera y accedes a contenido de pago de manera instantánea. World of Tanks, como buen free to play (para jugar online es preciso tener cuenta Xbox Live Gold) tiene sección de micropagos. No es obligatorio acceder, pero el otro camino es tortuoso y frustrante.

world of tanks 2

World of Tanks es un juego serio hasta en su planteamiento de mejoras. Acceder a novedades cuesta mucho dinero, pero una mejora puede ser totalmente inoperante en según que batallas. Y es que la guerra en World of Tanks, lejos de ser un shooter frenético, prima la estrategia, el compañerismo y el saber bien el papel de cada uno.Si uno decide ir por libre dura menos que un entrenador de un equipo recién ascendido a Primera División. Si, por el contrario, decide aceptar su papel (por ejemplo en el caso de las tanquetas pequeñas, son utilizadas para explorar y abrir camino a los más grandes) y actúa en consecuencia, probablemente pueda acabar la contienda con todo los hierros en su sitio. Ese tipo de batallas se agradecen, y son diferenciadoras ante las miles de posibilidades online existentes.

Gráficamente, World of Tanks se presenta muy mejorado respecto a Xbox 360. Si ya en su momento, ésta consola superaba a la versión PC (por poco, cabe decir) ha vuelto a ocurrir lo mismo con esta nueva generación. El juego funciona a 1080p y unos estables 30fps, con pequeñas caídas, casi imperceptibles, según los efectos climáticos cambiantes. Los escenarios son grandes, variados, y con la práctica totalidad de los elementos destruibles. Ya sea de noche, de día, o con condiciones climáticas adversas, World of Tanks luce de lujo. Los tanques son recreaciones fieles de los originales.

world of tanks 3

El apartado sonoro de World of Tanks no destaca por una banda sonora impactante o un doblaje sublime, sino por el uso que se le puede dar al sonido en medio de la refriega. Estar atento al sonido producido por un impacto de misil, o aquel derivado del desplazamiento de un gran carro de combate, nos puede alertar desde donde nos viene el enemigo y de que tipo se trata. Para obtener estos conocimientos hay que pasar previamente por muchas batallas y así familiarizarse con cada sonido. El apartado sonoro es algo que puede parecer de escasa importancia, pero que se ha tratado con espero, y es digno de mención.

El control de World of Tanks ha sido llevado con maestría al mando de Xbox One desde el de Xbox 360. No hay un solo fallo ni algo que achacar, ya que la disposición de botones del controlador de la nueva consola responde a la perfección a las exigencias jugables. World of Tanks además goza de juego cruzado, por lo que podremos jugar contra rivales que dispongan del juego en la anterior consola de Microsoft.

World of Tanks es una experiencia online estresante, frustrante y no apta para todos. Las primeras horas son cruciales de cara a continuar y descubrir los puntos fuertes del juego: sus enormes posibilidades en el campo de batalla si decidimos jugar con profesionalidad. Si vamos con la idea de ir por libre, el juego durará poco en el disco duro. Pero si empeñamos varias de nuestras horas en conocer los tanques, practicar con ellos, mejorarlos, y perfeccionar nuestra habilidad para según qué menester, la experiencia será altamente gratificante.

World of Tanks - Análisis Xbox One
World of Tanks es una experiencia online seria y cargada de posibilidades. Gráficamente luce precioso y estable, el sondo es un elemento más de la batalla y el control será tan tosco como real. Para jugadores exigentes y amantes de lo bélico.
Tanques con miles de posibilidades y con una misión claraGráficamente muy logrado y con 30 fps establesSonido que decide batallas
WormsBattlefield 4Star Wars: Battlefront
8.3Esto es la guerra
Gráficos8
Sonido8
Jugabilidad9
Puntuación de los lectores 1 Voto
9.8