Xbox One ha aumentado la potencia de su CPU

Dicho y hecho. A los pocos días de anunciarse que Microsoft empezaría a vender un pack de Xbox One sin Kinect, Yusuf Mehdi salió al paso diciendo que era posible que la consola aumentase su rendimiento al no ser obligatorio Kinect. Esa potencia extra ya está disponible.

Microsoft Xbox One

La noticia viene a raíz de un análisis de Digital Foundry de los kits de desarrollo de noviembre del año pasado. Desde entonces, los desarrolladores tienen acceso a uno de los dos núcleos, del total de ocho que tiene la consola, que hasta ahora estaba reservado enteramente para Kinect. Dependiendo del uso que le den a la cámara, los desarrolladores podrán usar entre el 50 y el 80% de ese séptimo núcleo. Cuanto más quieran usar Kinect, menos CPU podrán usar.

No obstante, no todo es un camino de rosas, ya que a pesar de que los kits de desarrollo permiten el acceso a ese séptimo procesador, el sistema no informa de cuánta CPU está disponible. Esto es un problema a la hora de asignar tareas, ya que se desconoce cuánta capacidad se pude usar. Microsoft tiene planeado arreglar esa limitación en una futura actualización de los kits de desarrollo.

Habrá que ver qué efecto real tiene esto en los juegos. Quizá ya lo estemos viendo, porque de un tiempo a esta parte ya no hay noticias sobre que tal juego va a más resolución en PS4 que en Xbox One. O, al menos, no hay tantas noticias como antes.

Fuente: Digital Foundry | IGN