Xbox One fracasa estrepitosamente en Japón

Ni la posible llegada de los zombies, ni el misterioso e interesante ION, ni siquiera el magnífico Elite Wireless Controller han sido capaces de suscitar el más mínimo interés por Xbox One entra la sociedad japonesa. Tanto es así que las ventas este último mes están siendo irrisorias, viéndose superado incluso por… PS3.

Y es que la situación es preocupante. Entre el 8 y el 14 de junio se vendieron 100 unidades de Xbox One en Japón, números que suponen un récord (a la baja) de ventas de la consola desde que llegase a tierra nipona allá por septiembre de 2014. Bien es cierto que en Japón, las consolas de sobremesa están sufriendo un retroceso en ventas de un tiempo a esta parte, pero no es excusa para unos números tan pobres.

Por si esto fuera poco, PS4 vendió en el mismo periodo 10,822 consolas y Wii U llegó a las 16.413. Y por hacer leña del árbol caído, PS3, consola de la anterior generación, llegó a las 2.633 unidades vendidas, y hasta Vita TV superó al buque insignia de Microsoft con 566.

Phil Spencer viendo las ventas de Xbox One en Japón.

Si nos trasladamos a territorio portátil, Nintendo 3DS sigue siendo la reina del mambo y prueba de ello son las 25.772 consolas vendidas en dicho periodo. Por su parte, PS Vita lllega a 10.797 consolas colocadas.

Algo no termia de funcionar en Xbox One para el territorio japonés. Los números respecto con Xbox 360 solo llegan a la mitad de las ventas de ésta, y si comparamos con la primera Xbox, son solo una fracción. Desde Microsoft ya han mostrado su insatisfacción con la situación, y el jefe de Xbox Japón, Takashi Sensui, debe estar dejándose los sesos planeando como poder levantar la situación. Lo cierto es que las ventas de Xbox One en Japón nunca han ido de maravilla. Por ejemplo en noviembre del pasado año hacía unos números de 776 consolas vendidas por semana. Es una situación complicada.

¿Qué crees que falla en Xbox One para estos resultados en Japón, culpable? ¿Apego por lo nacional, o una estrategia inadecuada?

Fuente: Eurogamer.