Después de una conferencia centrada única y exclusivamente en el mercado norteamericano, en Microsoft aseguran que no abandonarán el mercado japonés. Cualquiera lo diría, visto lo visto… Y aunque quieran vendernos la moto diciendo que Xbox 360 ha sido un éxito en el país nipón, ya sabemos la realidad, y es que a los buenos de los japoneses, la consola de Microsoft no les ha hecho mucha gracia.

Así que Don Mattrick ya dice que van a seguir comprometidos al más alto nivel por aquellos lares:

Estamos comprometidos con el mercado japonés. Seguimos trabajando con otras compañías y seguimos haciendo ofertas especiales para esa zona.

Xbox One

Creemos que es un mercado importante, y vamos a seguir inviertiendo trabajo exactamente igual que hemos venido haciendo durante los últimos años. Próximamente habrá más noticias al respecto, noticias concretas para cada territorio con contenido específico para cada lugar.

Bueno, se pongan como se pongan, Xbox 360 se ha pegado la hostia en Japón. La última noticia en este sentido es que en Konami han confesado que Metal Gear Rising no salió para su versión 360 por las flojas ventas de la consola.

Aunque hay que reconocerle a Microsoft el esfuerzo, porque hace no mucho lanzaron una promoción por la cual, si los usuarios japoneses de 360 juegan un millón de horas online hasta el 19 de junio, recibirán un premio. Desde aquí vemos complicado que esos usuarios jueguen 500.000 horas cada uno…

Vía OXM

Artículos relacionados

3
Leave a Reply

Please Login to comment
2 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
EnforcerElTramo Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
ElTramo
Member
ElTramo

Se sabe de sobra que SONY se los come sin tener que hacer esfuerzo, pero bueno que haya competencia en el mercado es bueno, si no imaginate los precios que pondrían al tener un monopolio…

Enforcer
Member
Enforcer

Siempre quedará el tercero en discordia.. Nintendo XD

Enforcer
Member
Enforcer

Pues les faltan muchos títulos para ganarse a los japoneses.