Xbox One S ya tiene fecha oficial de salida

Xbox One S, la remodelada versión de la consola de sobremesa de Microsoft, ya tiene fecha de salida, y por suerte (o desgracia), no es muy lejana. La consola llegará el día 2 de agosto a un gran número de regiones para todos los que la tengan ya reservada. La lista de todas las regiones os la dejo por aquí:

Australia, Austria, Bélgica, Canadá, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Fracia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Holanda, Nueva Zelanda, Noruega, Polonia, Portugal, Eslovaquia, España, Suecia, Suiza, Turquía, Inglaterra y Estados Unidos.

La versión de la consola que llegará en esa fecha será la edición de 2 TB, que costará un total de 400 dólares. No obstante, además de esta versión verán la luz otras dos: la de 1 TB y la de 500 GB. Sin embargo, Microsoft aún no ha dado detalles de estos modelos, más allá de su precio, 350 y 300 dólares respectivamente. Tal y como aseguran en su sitio web, tendremos más detalles pronto.

Algunos datos interesantes de esta nueva consola son su tamaño y su nueva potencia. Lo que más salta a la vista es que es bastante más pequeña que Xbox One (no era muy difícil tampoco a quién vamos a engañar) un total de un 40% más. Además incluirá algunas mejoras gráficas. Por ejemplo permitirá la visualización de vídeos en resolución de 4K Ultra HD con HDR súper 3000 next generation of full graphics. Sí, es una consola y su principal cometido son los juegos, pero el marketing está ahí.

xbox one s fecha

Scalebound será uno de los juegos que se beneficien de la mayor potencia

Y hablando de juegos y esas cosas. Esta revisión será perfectamente compatible con todos los juegos que ya posee la versión original, y viceversa (es decir, todos los juegos futuros funcionarán en Xbox One) además de con los dispositivos, como los mandos. Y es que, efectivamente, esta revisión incluye un nuevo mando, que será algo más pequeño y con una nueva superficie más cómoda.

Ya sabéis culpables, si en su momento no cometisteis el error comprasteis una Xbox One, quizá sea una buena elección dar el salto a esta. O quizá es mejor quedarse tal y como estás y ahorrar para un buen PC ya que la mayoría de juegos verán la luz en esta plataforma. Es una situación extraña, desde luego. ¿Qué haréis vosotros, culpables?