Xbox One S apunta a ser más potente que la Xbox One original

La cosa con Xbox One S se nos complica un poco, culpables, porque pese a que Microsoft no ha mencionado en ningún momento un aumento de potencia con respecto a la consola original, parece que los padres de Gears of War 4 sí que lo han hecho.

En unas declaraciones hechas a Polygon, los desarrolladores del nuevo título aseguraron que su juego se va a “beneficiar” de un incremento de potencia, lo que podría hacer que se viese mejor en Xbox One S.

Ya sabíamos que la nueva consola de Microsoft iba a ser un 40% más pequeña que su predecesora, que iba a poder soportar la resolución a 4K sin ningún tipo de problemas y que tendría algunas nuevas especificaciones interesantes. Sin embargo, los americanos no mencionaron este incremento de potencia en ningún momento y aseguraron que cualquier juego de la generación podría ser jugado tanto en Xbox One como en Xbox One S.

Como siempre, los de Microsoft andan con ambigüedades a la hora de hacer sus anuncios y aunque no es que sea inverosímil esta potencia extra, lo cierto y verdad es que deja un poco en el aire la calidad de los juegos en la Xbox One original. Y me remito a los hechos que ya conocemos para probar esto: Nintendo New 3DS.

Cuando la compañía japonesa anunció la mejora de su consola portátil, aseguró que todos los juegos (menos los que saliesen exclusivos y que al final han sido dos) serían compatibles en una y otra versión de la consola aunque, eso sí, fue sincera y dijo que se verían mejor en la nueva y que iría todo más rápido y fluido.

Muchos de los juegos no ha sufrido ningún tipo de problema al no requerir la potencia extra de la portátil de Nintendo, pero otros “grandes” lanzamientos, como Super Smash Bros. 3DS o Hyrule Warriors Legends, tienen un importante lastre en la versión más antigua por culpa de esa potencia de menos.

Algunas funciones no son operativas, como el 3D o el uso de Miiverse pero lo más grave es que la jugabilidad cae en picado en algunos de estos títulos (y no solo los dos que he mencionado).

Evidentemente, con estos precedentes y estas declaraciones sobre Gears of War 4, a uno le hace plantearse si eso de “todo título será jugable en ambas versiones” incluye el término “óptimamente jugable” o simplemente “que arrancará aunque se le caigan los fps a 10”.

Xbox One S se lanzará este agosto al precio (en dólares) de $299. Seguramente, la conversión vuelva a ser 1 a 1 y tengamos la consola por 299€.

Y para no deprimirnos, mejor no hablemos de lo que puede pasar cuando llegue Xbox One Scorpio.