Xbox One está diseñada para no sufrir sobrecalentamiento

El mal de muchos usuarios con Xbox 360 fueron las 3 luces rojas que se producían por sobrecalentamiento y te dejaban con cara de tonto. En la next-gen, Microsoft asegura que su Xbox One está diseñada específicamente para que la consola no sufra ningún tipo de problema relacionado con las altas temperaturas y dicen que ha sido diseñada para que ella solita disipe el calor inteligentemente y no se produzcan desperfectos en el hardware.

xbox-one-detail

Estoy hecha de adamantium

Leo del Castillo, manager general de diseño de la consola, ha estado hablando con Gizmodo y ha explicado un poco cómo han conseguido llegar a esto:

Tuvimos un poco menos de flexibilidad con 360, ya que si no podíamos disipar el calor, no podíamos controlarlo y con el paso del tiempo, la consola terminaba apagándose. Con Xbox One hemos diseñado una caja que permite que el ventilador alcance su máxima velocidad y así evitar los problemas con el calor.

Ahora, si Xbox One empieza a sobrecalentarse demasiado, la propia interfaz de la consola nos avisará para que la dejemos respirar un poco, y de paso, estirar un poco los dedos y las piernas.