Xbox Scorpio, ¿se acabaron las generaciones de consolas?

El evento germano Gamescom 2016 podría habernos dejado un triste titular: se acabaron las generaciones de consolas. Bueno, al menos para Microsoft, que parece cerrar la puerta a interminables sagas de consolas, y abraza la posibilidad de tener una sólo una máquina, eterna y mejorable.

Pero Anastasio, ¿no son los de Redmond los que van a tener tres consolas en el mercado de aquí a unos meses? Pues sí, suena raro leyendo el titular, pero llegará un momento en el que convivirán la Xbox One original, Xbox One S y el proyecto Xbox Scorpio, siendo este último el verdadero objetivo a largo plazo de Microsoft.

Aaron Greenberg, jefe de marketing de Microsoft, ha mantenido una interesante charla con el medio Engadget, en la que manifiesta que el futuro del videojuego en consola es la eliminación de las generaciones. Ojo, que es el señor que se encarga del marketing, no un PR menor o un portavoz indeterminado. Esta es su respuesta al ser preguntado sobre si esta es la última generación como tal que veremos:

Efectivamente, creo que lo es…para nosotros. Creemos que el futuro no albergará generaciones de consolas,  tendremos la habilidad de crear una librería, una comunidad, de ser capaces de repetir con el hardware. Estamos haciendo una gran apuesta con Scorpio. Básicamente estamos diciendo “esto no es una nueva generación, todo lo que tienes continua y funciona. Pensamos en todo esto como en una familia de dispositivos.

Según Greenberg, la apuesta de futuro es el hardware iterativo, y sí, Xbox Scorpio sería esa consola iterativa.

Realmente, mientras escribo estas líneas intento encontrar una diferencia entre el juego en PC y el que propone Scorpio, y llamadme loco, pero no veo muchas. Supongo que para mantenerse en el candelero tecnológico esta Xbox sería una suerte de Steam Machine actualizable y personalizable. Efectivamente, sería un sistema cerrado y más fácil de dominar que el difuso mercado de PC, pero teniendo en cuenta que la práctica totalidad del catálogo de Xbox One puede jugarse en Windows 10, e incluso comienza a expandirse a Steam, la apuesta se antoja realmente arriesgada, que tendrá que decidirse en las tiendas, comparando precios.