Ya se encuentra disponible el segundo DLC de Mafia 3

Hangar 13 y 2K han anunciado que ya se puede descargar Piedras sin remover, el segundo DLC de Mafia 3 que ampliará la historia del mismo.

Ha llovido ya un poco desde el lanzamiento de la regulera tercera entrega de esta saga de mafiosos. Desde su salida, Mafia 3 ha recibido varios parches para mejorar el rendimiento del juego y arreglar ciertos bugs. Pero también ha contado con extras jugables gratuitos y con la primera expansión de su pase de temporada. Ahora es el turno de Piedras sin remover, el segundo DLC de Mafia 3.

Tal y como anunciaron a través de la web oficial del título, esta segunda expansión está disponible para descargar desde el 30 de mayo. En Piedras sin remover encontraremos una nueva historia, nuevos entornos, armas, trajes y más cosillas interesantes. En el siguiente tráiler podéis echar un vistazo a la presentación del mismo.

Un dúo de armas tomar

En esta ocasión Lincoln Clay unirá fuerzas con John Donovan para dar caza a Connor Aldridge, antiguo enemigo de Donovan. La tarea no será nada fácil, ya que el tal Aldridge contará con un ejército de mercenarios a sus espaldas. La acción transcurrirá en entornos nunca antes vistos en New Bordeaux, incluso iremos a parar a una densa jungla. Tocará liarse a tiros entre lianas y criaturas de la madre naturaleza vaya.

Una vez completada esta nueva historia tendremos a nuestra disposición las misiones de cazarrecompensas. En ellas un nuevo contacto nos brindará distintos objetivos para acabar con ellos. Para hacer todo esto Lincoln contará con nuevos francotiradores, lanzagranadas y RPG mejorados y torretas incorporadas en los vehículos.

Piedras sin remover puede descargarse individualmente a través de las tiendas digitales de PlayStation 4, Xbox One y PC por 14,99 euros. El próximo mes de julio llegará la tercera y última expansión del pase de temporada de Mafia 3. Esto pondrá punto final al recorrido de esta mediocre entrega que a pesar de contar con un inicio espectacular se desinfla con las horas. Toda una pena culpables.