Zelda: Breath of the Wild podría haber alcanzado su fase gold

Nintendo no ha confirmado que The Legend of Zelda: Breath of the Wild haya alcanzado su fase gold… pero la fiesta que se han montado para celebrarlo ya nos lo deja bastante claro.

 

The Legend of Zelda: Breath of the Wild ya ha alcanzado su fase gold. No es que sea oficial, pero la fiesta que se ha montado la gente de Nintendo desde luego apunta a que el juego, tras varios años de desarrollo y retrasos, por fin está finalizado. Parecía bastante difícil que se retrasara a estas alturas, pero peores cosas hemos visto.

 

Ha sido Yasuyuki Honne, diseñador de Monolith Soft, el que ha puesto esta imagen en Twitter (recordemos que Monolith ha colaborado en el desarrollo de este nuevo Zelda). Como imagino que, al igual que yo, muchos no sabemos japonés, me apoyaré en Eurogamer para traducir: “Una comida de celebración de cierto juego en cierto hotel de Kyoto. Estoy orgulloso de que lo hayamos terminado”. Si a eso sumamos que hay varios cargos de Nintendo y alguien (dicen en Eurogamer que se trata de Hidemaro Fujibayashi, director de Breath of the Wild y Skyward Sword) con un gorro de Zelda Link, parece obvio que es el fin del desarrollo de Zelda el motivo de esta celebración.

Podría parecer que tampoco ha sido tanto como para montar una fiesta y estar tan alegre puesto que fue solo hace un año cuando empezamos a conocer y ver varios detalles del juego (como el nombre, que no lo sabíamos), más allá de algún tráiler. Pero lo cierto es que, si hacemos un poco de memoria, este Zelda lleva varios años anunciado y ha pasado por algunos retrasos. Iba a salir en 2015, pero “ciertas complicaciones” (el leñazo que se estaba metiendo Wii U, en otras palabras) hicieron que el juego se atrasara a 2016. Pero como esto es un no parar pues se le dio un año más, para que casualmente coincida con el lanzamiento de la nueva consola.

zelda breath of the wild fase gold

Por si no os habíais fijado, no era broma

(Anda que no ha pasado tiempo desde que vimos esto)

El juego, sea como fuere, ya está terminado por fin. No cabe ningún retraso en su hoja de ruta de cara al lanzamiento (como cabía esperar tras el evento de Nintendo Switch) y el juego verá la luz con la nueva consola. Y problemas y retrasos los que tú quieras, pero el juego sigue teniendo una pintaza soberbia. Ya seremos nosotros los que haremos la fiesta cuando por fin estemos jugando.