Tres nuevos vídeos de Zelda: Breath of The Wild

Si no podéis aguantar hasta la presentación de NX y queréis ver algo de Zelda: Breath of The Wild, aquí tenéis tres bonitos vídeos repletos de novedades.

Zelda: Breath of the Wild es la nueva entrega con la que Nintendo quiere petar el mercado y potenciar la consola que presentará hoy mismo, NX. Este juego está llamado a ser uno de los máximos exponentes en cuanto a títulos, por lo que se va dejando ver en cortos vídeos que muestran sus posibilidades.

El primero de ellos es simple y algo largo quizá para lo que representa, pero es interesante: muestra el tiempo atmosférico cambiante, por primera vez, en un juego de Zelda. Aparte del ciclo día-noche que sí que se ha visto en muchos juegos (sin ir más lejos, unos de los primeros, Ocarina of Time) ahora podremos sufrir al Dios Zeus con lluvia, nieve o viento.

Este quizá sea más complicado de entender y, al tener menos chicha, pueda ser aburrido. Sin embargo, resulta precioso. En el vídeo se puede observar la magnitud de Hyrule en todo su esplendor, las amenazas con las que nos encontramos y algunos de los objetos nuevos que llegarán a Breath of The Wild.

Sin ir más lejos, Link (o eso creemos, que será Link el personaje jugable) podrá utilizar una improvisada tabla de snowboard para deslizarse por las montañas nevadas, al igual que un trozo de tela con dos palos simulando un paracaídas. Sin embargo, el objetivo de este tráiler es ilustrar lo vasto que es el mundo de esta nueva entrega y que, a pesar de nuestra habilidad, no será fácil sobrevivir.

Para acabar, se han podido algunas de las novedades más potentes de la saga. Primero, la caza y supervivencia, que será fundamental para no morir por el camino a nuestro objetivo. Pero lo más destacable es el combate: esquivar a tiempo otorgará ese “tiempo bala” tan famosete últimamente, vemos la importancia del fuego, armas como el arco resultan fundamentales…

Estos son unos cortitos vídeos sobre lo que podremos ver en Zelda: Breath of the Wild. Otra cosa no, pero bonito no se puede decir que no sea.