Cinco cómics de Alan Moore que no te puedes perder

Triste día el de hoy, culpables. Alan Moore ha anunciado que se retira del mundo del cómic. Para que no nos quedemos con mal sabor de boca, en GuiltyBit hemos preparado la siguiente guía con los mejores cómics de Alan Moore que no te puedes perder.

Y cuidadito, ¿eh?, que ya os veo venir, manada de haters. Si alguno de vosotros hubiera añadido o quitado algún cómic a esta lista, pues os jodéis que nosotros sabemos más. Na, mentira, era broma. De verdad. Que sí. ¡Creedme, maldita sea, que no iba en serio! Mira, vamos a hacer algo, si alguno discrepa pues que ponga en los comentarios qué cómics hubiera puesto y/o quitado y, especialmente, el por qué. Así si viene algún neófito en esto de los cómics pues tendrá un puñado de información a su alcance.

¿Todos contentos? ¿Aborto para unos y banderitas americanas para los otros? Pues venga, vamos a la lista de una vez, cojones:

Promethea

Promethea, uno de los mejores cómics de Alan Moore

Promethea, uno de los primeros trabajos de Alan Moore con su editorial ABC (America’s Best Comics), está situado en 1999. Pero no es el 1999 que nosotros conocemos. En el mundo de Alan Moore no existe la Dreamcast, los niños no juegan a Pokémon Oro y Plata y los frikis no van al cine a ver como George Lucas se carga Star Wars. No, en el mundo de Promethea la tecnología ha avanzado mucho y es todo más oscuro.

En ese mundo hay una chica llamada Sophie Bangs, una chica que comienza a investigar sobre un personaje llamado Promethea, que se puede rastrear a lo largo de varios cuentos, canciones y demas obras culturales a lo largo de la historia. Promethea acaba resultando un ente real y encarnándose en la propia Sophie, que desde ese momento deberá lidiar con ello.

La Cosa del Pantano

La cosa del pantano, uno de los mejores cómics de Alan Moore

Podría decir mil cosas de La cosa del pantano y como, junto con otros cómics de autores imprescindibles, ayudó a moldear la imagen del sello Vertigo. Pero la verdad es que ECC Ediciones tiene unas líneas maravillosas sobre el cómic. Y lo que está bien dicho, no merece la pena volver a decirlo si lo vas a hacer peor:

Alan Moore revolucionó el mundo del cómic en 1983 con La Cosa del Pantano. Con la inestimable ayuda de los artistas Stephen Bissette y John Totleben, tomó el testigo de un personaje en vías de extinción y lo convirtió en un referente del universo particular de DC Comics. Y lo logró sin renunciar al tono de misterio establecido por sus creadores que él convirtió en una de las mejores obras de suspense y terror de todos los tiempos”.

Pues eso, culpables. Que La Cosa del Pantano es un clásico moderno imprescindible y tenéis que leerlo ya.

Miracleman

Miracleman, uno de los mejores cómics de Alan Moore

¡Kimotá! No hubiera podido faltar Marvelman, más tarde renombrado como Miracleman, en esta lista de cómics. Porque Alan Moore no revolucionó el cómic de superhéroes con Watchmen. Lo revolucionó dos veces y la primera de ellas fue con Miracleman. Además, más tarde el personaje seguiría teniendo vida cuando Neil Gaiman recuperó la serie.

Y que queréis que os diga, si una misma serie ha logrado juntar a Alan Moore y Neil Gaiman,pues hay que fiarse de su calidad. Para que os hagáis una idea. De las 28 ediciones que ha habido de los Premos Eisner (los Oscar de los cómics), en 12 de ellas se ha galardonado a Moore o Gaiman con el premio a Mejor Escritor. Cuidadito.

La broma asesina

La broma asesina, uno de los mejores cómics de Alan Moore

Otro imprescindible a la hora de hablar de Alan Moore. Si antes la obra de Moore iba de superhéroes, La broma asesina va de villanos. Y qué villanos. Nada más y nada menos que el Joker, el archienemigo por excelencia de Batman. Tanta ha sido la importancia de esta obra que se ha tenido en cuenta, hasta cierto punto, en la continuidad de las series de Batman. Además, también sirvió como base para algunos elementos de las diferentes versiones cinematográficas del Hombre Murciélago.

Watchmen

Watchmen, uno de los mejores cómics de Alan Moore

Unas de las más tempranas pero mejores obras de Moore. Intentemos, aunque sea por un momento, no sacar demasiadas comparaciones con esa cosa innombrable que fue retratada en el cine. Sé que es difícil, pero intentémoslo. En Watchmen, Alan Moore se toma el cómic de superhéroes más en serio que nunca. Ya no es porque el contexto y el universo narrativa nos remitan a la realidad, sino por cómo son los personajes. ¿Como sería un superhéroe en la vida real?, debió ser la pregunta que se hizo Alan Moore al escribir este cómic. ¿La respuesta? Megalómanos, supremacistas, vengativos, etc. En general, gente con los suficientes problemas y taras mentales como para meterse en un jodido traje y dedicarse a perseguir delincuentes en sus horas libres ( y no tan libres).