Físicas locas, puzzles sencillos con una finalidad absurda, cooperativo más absurdo todavía…todo eso y más en el análisis de Human: Fall Flat

¿Quién no quiso nunca despeñarse desde un edificio en el cielo hasta otro que también esta en el cielo pero más abajo? Vale, puede que nadie, pero por si alguien tiene gustos raros para eso tenemos este análisis de Human: Fall Flat para Nintendo Switch. El juego donde tirarnos al precipicio no nos mata, si no que nos permite avanzar al siguiente nivel.

análisis de Human: Fall Flat

Hay algo turbio con esta estatua…

A pesar de lo violento que pudiese sonar el primer párrafo, Human: Fall Flat es un juego de puzzles en los que no hay sangre ni nada, así que tranquilos. Puede que sorprenda un poco por el nombre y por cómo se presenta, pero el punto fuerte de este juego es que hará que le deis al coco, no se trata solo de saltar al vacío a lo loco.

Personaje sencillo, mecánicas más sencillas

Controlaremos a un monigote que recuerda mucho a los muñecos de prueba que se usan en los coches. Con unos pequeños tutoriales nos irán explicando como se juega, además le dan unos toques de humor que siempre se agradecen. La verdad es que las mecánicas son muy sencillas. Un joystick para mover cada brazo individualmente y venga, a tirarse al precipicio. Con estos movimientos podremos agarrar objetos, mover palancas, pulsar botones…todo lo necesario para sobrevivir en esta aventura.

[amazon_link asins=’B077Q89M4T,B01N5OPMJW,B075LSK284′ template=’ProductCarousel’ store=’guil0f-21′ marketplace=’ES’ link_id=’58f28e3b-da71-11e7-9ce7-4f6a4f4f74ca’]

Sorprende que con unos movimientos tan simples podamos avanzar en diferentes situaciones, pero es una de los toques personales de este juego. La dificultad consiste en agarrarse a los bordes por ejemplo, y si no lo hacemos correctamente pues caeremos al vacío. No pasa nada por caerse ya que aterrizaremos en el mismo sitio, no podemos morir en Human: Fall Flat.

La dificultad no está en los puzzles

Los puzzles no suponen una dificultad que haga que nos tengamos que dejar el dinero en estudios científicos para resolverlos, pero tampoco son 1+1= 2. Pero si es cierto que se echa de menos algo más de dificultad en algunos sectores. Además, a medida que avancemos veremos repetidas muchas mecánicas, y eso tampoco ayuda. El objetivo final es ir resolviendo estos puzzles para tirarnos al vacío y caer en el siguiente, todo muy absurdo.

análisis de Human: Fall Flat

Si, hay que hacer exactamente lo que estáis pensando.

Si hablamos de dificultad, posiblemente lo que nos lo pone más difícil es el movimiento de nuestro propio personaje. Sus físicas son un tanto peculiares, y a veces es frustrante ver como se mueve o salta. Si tenéis pocos puntos de paciencia, os pondréis bastante nerviosos en alguna situación (a mi me pasó). Se nota que es algo hecho a propósito, pero no sabría decir si es algo positivo o negativo. El control de cada mano por separado tampoco es muy preciso y eso ya no se si está hecho a propósito o no.

Hay un moco cooperativo local para dos jugadores, y este es el punto fuerte del juego. Las risas viendo como el otro no consigue hacer lo que le toca no tiene precio. Entre las físicas de los personajes, la torpeza de cada uno y el ambiente de cachondeo, vais a pasar un buen rato con el cooperativo.

Gráficos simples y el pecado del sonido

A nivel gráfico no se rompieron la cabeza. Al igual que el resto del juego, es todo muy sencillo. Los muñecos no tienen ni cara, por lo que ya os podéis imaginar un poco por donde va la cosa. Los escenario si que construyen una ambientación, pero es muy lineal y a veces peca de simple. No es el punto fuerte del juego y tampoco busca serlo.

El sonido es el gran pecado y el punto negativo por excelencia del análisis de Human: Fall Flat. Es como el dinero en mi vida, casi siempre ausente. Imagino que No Brakes Games tendría sus motivos para tomar esta decisión, pero sea cual sea es un error. El juego podría tener otra pinta muy diferente si tuviésemos una música adecuada, o aunque fuera música ambiente que animara un poco el cotarro. Es cierto que estamos en un juego de pensar y no nos van a poner el último remix de DJ Crazy pero por lo menos que pongan algo acorde para que le de algo más de vida al juego.

Conclusiones del análisis de Human: Fall Flat

Human: Fall Flat nos traslada a un mundo de puzzles con un toque absurdo. Resolver las diferentes situaciones para tirarnos al vacío no es la motivación que busca la gente normal, pero hace reír y de eso trata el juego. Es cierto que también está verde en otros aspectos que si se hubiesen trabajado un poco más podrían haber mejorado el juego, pero entonces a lo mejor no estaríamos antes Human: Fall Flat y tendríamos que ponerle otro nombre. Una apuesta arriesgada que no gustará a todos, pero que hará reír a la mayoría.

Human: Fall Flat
El cooperativo localTirarse al vacío
No supone un desafíoEl control es frustrante en ciertas ocasiones
5.4Sin más
Gráficos5.5
Sonido3.5
Dificultad6
Diversión6.5
Puntuación de los lectores 3 Votos
6.0