Análisis de NBA 2K18 para Playstation 4

La mejor liga de baloncesto del mundo vuelve a saltar a la palestra, un año más: dentro análisis de NBA 2K18, el mejor simulador del mundo.

Cada vez que se anuncia un videojuego de formato anual saltan críticas, falacias e improperios hacia este modelo. Sin embargo, con las entregas deportivas sucede lo contrario; los equipos se actualizan, las escuderías también y los cambios sustanciales en la jugabilidad parecen justificar este modelo de negocio. Septiembre es la fecha de los mejores simuladores de fútbol y baloncesto: FIFA y NBA 2K18. A mí me concierne el segundo, así que dentro análisis de NBA 2K18.

Modo Carrera, más cambiado que nunca

El epicentro del seísmo de esta nueva entrega sigue siendo el Modo Carrera; esta vez cambia de pareceres de una manera totalmente remozada y necesaria. El hecho de crear un avatar, comenzar en la universidad y escalar posiciones de Draft hasta que un equipo se hiciese con nuestros derechos es agua pasada; ahora seremos protagonistas de una historia de ascenso desde lo más bajo posible: la cancha callejera.

Es curioso: los datos de nuestro avatar se crean en una tablet previa disputa de un torneo callejero. (Antes había que crearlo en el menú de inicio, aclarando su posición, estatura…) De ahí nacerá una estrella: tras el torneo, un ojeador nos pedirá entrenar con el equipo y, finalmente, contaremos con un hueco en este. Ya dentro del equipo podremos entrenar los aspectos que deseemos del juego: tiro, dribbling, defensa etc. para mejorar al jugador hasta llegar al codiciado 99 de media.

Tras los entrenamientos, los partidos, los acuerdos comerciales, la vida en redes o los traspasos (elementos que ya estaban en 2K17) hay un mundo; la calle es un elemento fundamental en la carrera del jugador.

En ella se pueden participar en partidos con otras personas; cortarnos el pelo en la barbería de Bob, nuestro viejo amigo; tatuarnos en Alley Oops Tattoos en diversas partes de nuestro cuerpo; visitar la tienda de la NBA o Foot Locker para adquirir zapatillas, camisetas o accesorios de nuestras marcas y equipos favoritos; o ejercitarnos por nuestra cuenta para mejorar las estadísticas.

Quizá los tiempos de carga estén algo desfasados al entrar en un edificio e interactuar con otros avatares; tampoco vamos a pedir peras al olmo si es la primera vez que se experimenta con esto.

Los otros modos, algo más fieles a antaño

El resto de modos presentan un carácter más conservador que este experimento del Mi Carrera. En Mi Equipo, por ejemplo, la cosa sigue muy parecida: el objetivo es conseguir cromos de jugadores, comprarlos y venderlos, aplicarles contratos y cartas de lesión… El objetivo: construir el mejor equipo posible y batirse el cobre con otros usuarios para demostrar quién es el mejor.

Dentro de Mi Equipo siguen los desafíos de calentamiento y semanales o el Modo Dominación; es la modalidad que, probablemente, menos manoseo requiera al ser una especie de Ultimate Team en baloncesto. (Bien es sabido el gusto del pública hacia el tradeo y adquisición de mejores cartas)

MiGM sigue más enfocado al manejo, control y las finanzas de un equipo que en el propio partido; Blacktop insiste en transportar al jugador a la cancha callejera a echar partiditos con sus amigos y otros rivales; el tutorial es muy efectivo para dominar las innovaciones cargadas.

Jugabilidad

El análisis de NBA 2k18 tiene una gran carga de innovación en términos puramente jugables. Lo más llamativo de primeras: el sistema de tiro. La barra de fuerza ya no aparece abajo, como antaño; ahora aparece a la derecha del jugador. Cuando se efectúa un lanzamiento aparece un cartel en la parte superior indicando el éxito cosechado con este: si está punteado y, sobre todo, el timing.

Un tiro bien defendido puede acabar dentro siempre y cuando el botón se suelte en el momento idóneo; si la situación es al revés, probablemente se yerre en el disparo.

El ataque, en términos generales, ha sido tocado con una mano izquierda y pulcritud sublimes. Cada vez se cogen más rebotes ofensivos y hay más palmeos; en el 2K17 esto era rarísimo que sucediese. Otro aspecto: los grandes penetradores no necesitan vía libre para encestar. El año pasado, anotar una bandeja con Russell Westbrook con un defensor por delante era complicadísimo: aquí sucede bastante a menudo, y gracias; buscamos una sensación de realidad, y el actual MVP es de los mejores penetradores de la liga sin dudarlo.

Favorecida es también la inclusión de los “All Time Legends”; son equipos conformados por los mejores jugadores de la historia de una franquicia. En Los Angeles Lakers están Jerry West, Kobe Bryant, Magic Johnson, Jabbar, O’Neal… Brutal para unos piques con los amigos.

análisis de NBA 2K18

Conclusión del análisis de NBA 2K18

El análisis de NBA 2k18 me ha dejado clara una cosa: me encuentro ante mí con el mejor simulador que he probado jamás. Soy un gran amante del baloncesto; gusto de tragar bastantes partidos de la mejor liga del mundo, y vivo los PlayOffs como un aficionado más. Este juego es lo mejor en cuanto a simulación que me echado a la cara.

Gráficamente es excelente; los modelados son bastante fieles a la vida real, al igual que los movimientos, pabellones; incluso el público es más real que nunca. En términos jugables cada vez es más sensible con la realidad; 2K no hace sino superarse entrega tras entrega. Una compra obligatoria, de veras.

NBA 2K18
Modo Carrera remozado y aplicado desde otra perspectivaMejora sustancial en la ofensiva de los partidosGran similaridad con las caras de los jugadores reales
Los tiempos de carga están un pelín desfasados
9El mejor baloncesto del mundo
Jugabilidad9.5
Gráficos9
Sonido8.5
Innovación9
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0