Todos sabemos lo duros y rudos que son los rusos. Pero con este análisis de Redeemer Enhanced Edition alcanzamos un nuevo nivel junto con Vasily.

En una época en la que todo es cuestionado por ser demasiado violento, influenciar a los niños y ser ofensivo, es complicado encontrar títulos que desafíen a estos colectivos. Juegos como los de antes, en los que la historia era secundaria y lo importante era teñir los escenarios con la sangre de nuestros enemigos. Pero la esperanza es lo último que se pierde, y esta vez le toca a un ruso salvarnos de esta vorágine de paz, otra vez. Porque en este análisis de Redeemer  Enhanced Edition vamos a tener de todo menos tranquilidad.

Vasily, el ángel de la muerte

Y eso que nuestro protagonista escapa de una vida de destrucción y muerte en busca de paz. Una tranquilidad que le proporciona un santuario de monjes, en el cual se integra como un hermano más. Pero oh amigo, ya he avisado de que la calma no existe en este juego, y pronto el pasado de Vasily volverá a llamar a su puerta. ¿Qué es lo que hace entonces? Se enfrenta a ello, con sus puños desnudos y muchos enemigos a los que desmembrar y pulverizar.

Podría seguir hablando de la historia, pero la trama es simplemente una excusa para llevar a Vasily a diferentes lugares, destruyendo todo a su paso. Además, el juego no pule este aspecto, ya que se nota que omite todo lo posible en pos de empezar la masacre. Las escenas estáticas que narran la trama casan a la perfección con la obra, cuyos trazos están bien definidos, dotando de un estilo propio al juego.

Sin embargo, en cuanto comenzamos a controlar a Vasily observamos que los escenarios reciclan muchísimos elementos, tanto estáticos como enemigos. Eso sí, todo ello con una vista cenital con un nivel de detalle bastante alto, dada la finalidad de Redeemer Enhanced Edition. Por otra parte, las animaciones sí que están a otro nivel, con una amplia variedad de ellas dependiendo de si eliminamos a un enemigo con un arma u otra. E incluso con la propia escenografía.

Algunos problemas que he podido apreciar en este aspecto son ralentizaciones varias, sobre todo en los capítulos finales de la historia. No es algo que molestase especialmente, pero me resulta raro teniendo en cuenta de que no había tampoco una cantidad enorme de frames que mover. Como dato, algunas animaciones estaban desubicadas, eliminado a un enemigo que estaba a tres metros de distancia de Vasily.

No se puede decir lo mismo del apartado sonoro, ya que repite hasta la saciedad los mismos tonos durante todo el juego. Son pocas las veces que varía en el ritmo cañero que acompaña nuestro pasos, salvo en algún momento clave. Ni siquiera cuando luchamos contra los jefes, resultando un tanto agotador.

La muerte guía nuestros pasos

Y ahora vamos a lo que nos interesa, que es matar. Porque no os engañéis, Redeemer Enhanced Edition va de eso. Y no creáis que Vasily va a utilizar sólo sus poderosos puños y sus invencibles patadas para ello. Nuestro protagonista tendrá a su disposición todo tipo de armas a distancia robadas a los cadáveres enemigos, además de objetos que lanzar y utensilios cuerpo a cuerpo.

Además, conforme vamos utilizando las armas y los movimientos de los que disponemos iremos desbloqueando diferentes habilidades, que si bien dotan al personaje de un mayor abanico de posibilidades, es demasiado simple. Y es que todas son casi idénticas, exceptuando la obviedad de que sirven para un tipo de arma o movimiento concreto.

Uno de los añadidos más interesantes que tiene este título es el poder jugarlo junto con otra persona, asesinando todo a nuestro paso luchando codo con codo. Aunque eso sí, sólo local. El único inconveniente dentro de esta diversión es que el juego se hace insultantemente fácil.

Por último, tenemos a nuestra disposición varias modalidades, aunque las que destacan son el modo Campaña y la Arena. La primera, sin embargo, posee una duración cortísima. Si eres lo suficientemente hábil podrás superarlo en apenas dos horas. Los jefes no son un problema, y los pocos coleccionables que hay son fáciles de obtener, ya que sirven para mejorar a Vasily. En la Arena lo único que tendremos que hacer es saborear la esencia de este título, es decir, matar como si no hubiese un mañana.

Redeemer , la muerte es muy rápida

Aunque Redeemer  Enhanced Edition posee una jugabilidad interesante, recurre mucho a los mismos movimientos y enemigos durante el transcurso del juego. Sí es verdad que si buscas un juego de acción intensa y sangre por doquier aquí tienes el candidato perfecto para saciar tu apetito asesino virtual, pero la brevedad del mismo es un hándicap demasiado alto.

Se trata de un juego disfrutable, que ha presentado pocos problema (algunas animaciones desubicadas y ralentizaciones varias) y cuya finalidad cumple a la perfección. Pero da la sensación de que podría haber llegado mucho más lejos con algunas horas añadidas y una variedad más extensa.

Análisis de Redeemer Enhanced Edition para PS4
Movimientos y ejecuciones variadasAnimaciones e interacción con el entorno cuidadas
Insultantemente cortoEnemigos, escenografía y sonido repetitivos
6.4Nota Final
Historia5.5
Jugabilidad7
Gráficos7
Sonido6
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of