La nostalgia es muy suculenta y Square Enix se ha empeñado en sacar tajada de ello. Pero esta vez se ha quedado a la mitad. Aquí os traemos el análisis de Secret of Mana. El de PlayStation 4.

Hay juegos queridos, y luego están los clásicos de los roleros. Terranigma, Lufia, Seiken Densetsu, Final Fantasy, Chrono Trigger… La époda dorada de los frikis de la edad de un servidor nos dejaron verdaderas joyas. Hoy os traigo el análisis de Secret of Mana para PlayStation 4. Y os lo traigo con ilusión y decepción a la vez.

Square Enix ha querido hacer algo muy extraño con este título. Le ha dado un lavado de cara muy bestia, pero ha intentado dejar intactos muchos elementos de la época. El resultado es brillante en ocasiones. Pero en otras nos deja la cara a cuadros mientras pensamos cuál fue la mente brillante que tuvo esa idea.

Vamos al lío.

La enésima oda a la nostalgia de Square Enix

Este Secret of Mana nos llega directamente desde la memoria. Seiken Densetsu 2, su nombre original, salió cuando yo tenía una edad que ya no recuerdo haber tenido. Y parece que Square Enix ha querido mantener intacta la sensación que nos llegaba entonces. Por cierto, lo hacía con la todavía amada Squaresoft.

Para ello, nos ha traído un juego que no toca apenas la jugabilidad del original. Y no solo eso. Las melodías, los mapeados, la distribución y las secuencias. Todo nos recuerda a ese maravillo juego de 16bits que tanto nos enamoró.

Podemos elegir escuchar la nueva banda sonora o la antigua. El mini mapa nos recuerda que todo viene de una Súper Nintendo de ensueño. Y el poder jugar en modo local hasta con tres mandos es una verdadera gozada.

El trabajo que ha hecho Square Enix para que tengamos un Secret of Mana un poco más actualizado pero con todo lo nostálgico que puede tener es brillante. Pero se ha dejado un par de cosas por el camino.

Decisiones extrañas

Hay decisiones de diseño que nos han dejado un poco con el culo torcido en este juego. Para qué vamos a engañarnos. El primero de ellos es el hecho de que los personajes… no mueven la boca al hablar. Ni si quiera en las escenas. Y sigo sin entender el porqué.

El hecho de repetir personajes en las ciudades (ver al mismo modelo de “viejo”, “niño”, o “adulto” una y otra vez) no me parece un fallo. Es lo que pasaba antes, y es gracioso. Usar el mismo sistema de menús (pese a ser un poco lioso), tampoco. Pero no entiendo por qué uno de los aspectos que más se tocan, el gráfico, se queda a la mitad en este sentido.

Quiero creer que es porque querían darle aún ese aspecto antiguo, añejo (quería meter esta palabra en el análisis como fuese). Pero el resultado es bastante malo, la verdad.

Pese a que la banda sonora está bastante bien remasterizada, hay elementos que desentonan mucho en el juego. Melodías tranquilas que de pronto parecen sacadas de una feria (en pueblos, por ejemplo), o tonadas que suenan cuando no tienen que sonar. Sí, así también era en el juego original. Pero estos “fallos” se podrían haber corregido.

El sistema de batalla no se ha tocado apenas, pero es cierto que el sistema de “impacto” es bastante irreal. Antes, al golpear a un enemigo sabías que le habías metido una leche. Ahora parece que es muy artificial. Como si no estuviese ahí.  ¡Y encima han quitado la animación de los cañones!

Podríamos decir que los fallos no son grandes, la verdad. Pero si vas sumando los detalles uno tras otro, al final vez poco mimo en este juego. Y eso le pasa factura.

Cambios para mejor

Hay cosas que sí que se han cambiado en este Secret of Mana para hacerlo un poco más a los tiempos que corren. Pese a que la historia no se ha tocado apenas, se ha intentado darle más profundidad.

Hay más texto (mucho más) y encima está en castellano, cosa que nunca vimos en el original. También se han añadido escenas en las posadas donde nos mostrarán más la personalidad de los protagonistas. Y por si fuera poco, todo está doblado, al japonés o al inglés.

En cuanto al sistema de batalla, hay accesos directos a magias muy útiles. Ya os digo que no son intuitivos al principio, pero se agradecen cuando queremos usar una magia muchas veces. Eso de ir al menú, a la magia, al espíritu y a su hechizo se acabó. Al menos para unos cuantos elementos.remake de Secret of Mana en Nintendo Switch

También se han tocado cosas de la IA (evidentemente), y algunas armas se han arreglado. Son cambios menores que hacen que el juego se adecúe un poco más a los días de hoy. Sin embargo, varios de ellos quedan descolgados.

Conclusiones del análisis de Secret of Mana

Podemos decir que Secret of Mana es un buen juego. Pero ya está. Sé que las comparaciones son odiosas, pero es que pienso en, por ejemplo, Dragon’s Trap y se me caen dos lagrimones de pensar que algo así podría haber salido de aquí.

No se trata del estilo. Realmente Secret of Mana es bonito. Pero conforme avanzas en él te das cuenta de que han sido perezosos a la hora de lanzarlo. Lo de las bocas, elementos del mapeado (ya que lo pones bonito, arregla los fallos), el sistema de batalla con esos impactos extraños…

[amazon_link asins=’B0781VSRZ3,B073Q3M7F4,B079MSCLYZ’ template=’ProductCarousel’ store=’guil0f-21′ marketplace=’ES’ link_id=’eec437e1-1a51-11e8-a4e2-19af45ed34ce’]

No son fallos que destrocen el juego, pero dese luego no trasmiten ese cariño que uno esperaría de una remasterización de estas características. Si os soi sincero, casi que prefiero el Seiken Densetsu Compilation que tienen allí a este remaster. Pero quizás es que me estoy haciendo mayor. Y dicho esto, voy a irme a llorar a un rincón por haberme llamado viejo a mi mismo.

A medias
Podemos elegir la banda sonora original o la nuevaGráficamente es precioso, aunque no se muevan las bocasLa jugabilidad apenas se ha tocado
EL sistema de impactos no es realistaLa falta de algunos elementos denota poco "mimo" en el desarrolloSe pierde parte de la magia del original
7.4Poco mimo
Apartado Artístico8
Jugabilidad7.5
Duración e Historia7
Extras añadidos7
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0