Vuelven los tiros, las porras, los lanzallamas y las extorsiones en versión retro. Aquí os dejamos el análisis de Shakedown: Hawaii, una espectacular secuela de Retro City Rampage.

Pasear por las calles de nuestra ciudad puede ser una gozada o se puede convertir en un suplicio. Todo depende de quién seas. Si el que la lía con un lanzallamas o el que huye de él. Esto es, a grandes rasgos, lo que os vais a encontrar en el análisis de Shakedown: Hawaii: disparos, puñetazos, carreras de coches y mucha, pero que mucha locura y destrucción.

Pero nada de esto nos pilla de nuevas porque VBlank Entertainment repite y mejora lo que ya les funcionó antaño. Esta vez pasamos de los 8 a los 16 bits y aumentamos muchísimo las posibilidades que tendremos para liarla en una ciudad enorme y llena de vida.

Así que, si quieres saber qué tal funciona este juego, sucesor espiritual de Retro City Rampage, sigue leyendo.

A liarla mucho

Cuando eres un hombre de negocios que está a medio camino entre el bruto del colegio y Al Capone el resultado puede ser realmente peligroso a la vez que humorístico. Pues bien, este personaje será el protagonista que nos pongan entre manos los chicos de VBlank. Un “hombre de negocios” que soluciona las cosas a base de importarle una mierda la ley, el orden y todo lo que se cruce con su camino.

¿Que necesitas más dinero? Pues a extorsionar. ¿Que el café que te vende el proveedor es muy caro? Pues a robar los camiones. ¿Que nadie acude a tu servicio de mensajería? Pues a despeñar los vehículos de la competencia. Todo un verdadero as de las ideas simples y efectivas. Desde luego eso no se le puede negar.

Lo que pasa es que a nuestro querido amigo le salen problemas con cada paso que da. Algunas veces he de reconocer que no es culpa suya. Pero la mayoría de ellas es porque se fía más de lo que sale en la televisión que un fanático de Sálvame DeLuxe. Y claro, con semejante fuente de conocimientos, pasa lo que pasa.

Pero a nosotros esto nos da igual. Al fin y al cabo, cada problema que le sale a nuestro colega son más misiones y ratos de diversión, atropellos, disparos y extorsiones. Así que no nos quejemos. Dejémosle viendo el canal de la teletienda y teniendo sus ideas de bombero. Que a nosotros nos viene de perlas.

Gestión, historia y disparos

El juego, aunque al principio no lo parezca, tiene un objetivo muy claro: dominar toda la isla. Y eso lo vamos a hacer pasito a pasito y a base de extorsionar a base de bien. Pero nada de confiar en otros. Lo mejor es hacerlo uno mismo y asegurarse de que está todo bien hecho.

Así que sí. En este sentido podemos decir que Shakedown: Hawaii es un juego que tiene un toque de “gestión” bastante curioso. Podremos comprar edificios para cobrar los alquileres y tener más beneficios, adquirir tiendas y sacarles pasta o conseguir dominar negocios de distribución y servicios que abastecen a la ciudad.

Esto hará que tengamos, cómo no, cada vez más dinero y con ese dinero podremos comprar más. Y si no cobramos lo suficiente, solo tendremos que ponernos a dar vueltas por la ciudad para “facilitarle” el camino a nuestros negocios. Ya os digo que el despeñamiento por puente de vehículos de propiedad ajena es algo que haréis mucho. Y debería de ser un deporte olímpico… ahí lo dejo.

analisis de shakedown hawaii 1

A veces no podremos adquirir ciertos edificios, y eso es porque están en manos de gente cabezota y mala que no quiere cedernos el control y las ganancias de sus negocios. En estos casos lo que tendremos que hacer es ir con educación a intentar negociar con ellos. A veces las negociaciones consisten en matar a toda una banda de gangsters que protegen el local, otras serán cargarnos el propio local hasta que el dueño o el dependiende acepten nuestros términos, pero también habrá veces que haremos cosas… curiosas.

Por ejemplo habrá peluqueros que aceptarán nuestras exigencias si les cortamos su hermosa cabellera o si obligamos a las chicas del bar a desatascar los lavabos una y otra vez. No vais a encontraros más formas de extorsionar que en Shakedown: Hawaii. Y os aseguro que es una gozada descubrir las locuras que se le pueden ocurrir al protagonista para lograr sus objetivos.

Una ciudad viva

Todo esto lo podremos realizar cuando nos dé la gana. Ir por la ciudad (enorme, por cierto) y encontrar locales que aún no nos pagan por nuestra “protección” o dueños que no venden sus locales es todo un desafío. De hecho, son los coleccionables que tiene el juego, ni más ni menos.

Pero no es lo único que podremos hacer. La ciudad tiene infinidad de tiendas en las que podremos cambiar de ropa, de vehículo, comprar provisiones, retocarnos el tupé, tunear el coche y hacer millones de cosas más. Para colmo de males, también habrá un montón de recreativas (o arcades) donde se pondrán a prueba nuestras habilidades como tiroteador o corredor.

Hay retos por toda la ciudad. Algunos sobre armas (el rapar a la gente de la calle con las tijeras es para repetirlo y no dejar de reír), otros sobre pruebas de arcade y otros sobre temas muy pero que muy insospechados. Y todos ellos están disponibles a cualquier hora en cualquier momento en la ciudad.

Los transeúntes también serán una buena fuente de ingresos. Los hay de todos tipos, como turistas, trabajadores, ricachones, abuelos chochos o maleantes. Cada uno de ellos tiene una cantidad de dinero que podremos saquear, y ya os digo que los turistas (los que se hacen selfies) son los que más.

analisis de shakedown hawaii 2

Los vehículos son otro de los elementos a destacar en el juego. Hay centenares de ellos recorriendo toda la ciudad. Y en todos nos podremos montar para dar vueltas por ella y liarla bien parda atropellando a la gente o destrozando el mobiliario. Y sí, también podemos respetar las reglas, pero es muy aburrido…

Cada coche, camión, moto, bici, barco, autobús o lo que quiera que cojas por el camino, tendrá su propia música, estilo de conducción y hasta velocidad. Hay coches que aceleran en un momento y los camiones lo destruyen todo a su paso. Si tienes la oportunidad, llévalos a tu casa y guárdalos en el garaje para usarlo luego. Y si te persigue la poli, cámbialos de color.

Retro, cuánto te quiero

Lo que no podemos dejar pasar por alto es el estilo que tiene el juego. Como hemos dicho al principio, hablamos de un juego que le saca un partizado a los 16 bits que no os podéis imaginar. Tanto el apartado gráfico como el sonoro son totalmente retro, y son una verdadera gozada.

Todo (o casi todo) se destruye, atropella o suena. Y tiene tantos detalles que es imposible contarlos todos. Los movimientos de los ciudadanos, los coches, los edificios, los árboles… Hay una infinidad de cosas a disfrutar en Shakedown: Hawaii y que nos van a dejar con la boca abierta.

analisis de shakedown hawaii 3

Además, es curioso cómo la propia historia, que por el momento está en inglés, nos va metiendo guiños y más guiños acerca de lo que estos carcas que se hacen llamar “hombres de negocio” entienden por las nuevas tecnologías y todo lo que lleve un chip en su interior.

El humor, la sátira y los detalles son una de las banderas del juego. Y desde luego saben sacarle partido a todas ellas.

Además, en Nintendo Switch el juego se disfruta a las mil maravillas. Tanto en la tele como en el modo portátil, el juego es una verdadera gozada. Y la batería puede llegar a durarnos, sin problemas, unas cuatro horitas.

Pero (siempre hay un pero)

Por desgracia, como buenos analistas, tenemos que contaros las cosas malas del juego. Shakedown: Hawaii es un título divertidísimo y que te costará pasarte, si vas a piñón por las 126 misiones principales que hay, unas 10 horitas si eres hábil y no te matan mucho. Pero eso no será lo que te haga disfrutar del juego.

Hay muchísimos coleccionables y retos por toda la ciudad para ir completando y sí, soy muy diferentes entre ellos. Sin embargo, echamos de menos, por ejemplo, que los personajes se diferencien más entre ellos. Hasta el momento solo os he hablado del “protagonista”, pero también podremos manejar al proyecto de hombre que es su hijo y a un sicario que podría protagonizar una película de Jungla de Cristal él solo.

La cosa es que si bien cada uno de ellos tiene su historia y sus propias misiones y podremos llegar a cambiar entre ellos llegado el momento, no ofrecen diferencias con respecto al protagonista. Algunas armas serán diferentes, pero poco más. No hay elementos que consigan hacernos querer probar más a uno que a otro. Al final da igual si llevamos a Pepe que a Paco. Y eso le quita un poco de profundidad al asunto.

Tampoco es que el funcionamiento de la ciudad sea precisamente el mejor del mundo. Ponernos a disparar o a atropellar a gente hace que todo el mundo huya y se espante. Pero al cabo de unos segundos es como si no hubiese pasado nada. La policía es manca de cojones y apenas suponen un reto para nosotros. Además, los coches que robamos pueden con todo.

Entiendo que es un juego para disfrutar haciendo el gamba, pero no habría estado mal que algunas cosas, como por ejemplo las que he dicho antes, tuviesen un poco más de profundidad y de consecuencias. O que, por ejemplo, no pudiésemos llegar a casa siendo perseguidos por la poli.

Pero es un elemento que, como digo, se sobreentiende por el tipo de juego que es, aunque le quite un poco de puntuación.

Conclusiones del análisis de Shakedown: Hawaii

Poco más nos queda que decir de Shakedown: Hawaii sin spoilearos la mayor parte de las sorpresas, trucos y locuras que tiene el título preparado para sorprender.

Si os gustó Retro City Rampage, si os mola el estilo GTA y si sois dados a disfrutar de lo retro, este juego es para vosotros, desde luego.

Además, ya están trabajando en más actualizaciones y nuevos elementos que irán llegando al juego. Así que no os lo penséis. Para desestresarse, reírse y conquistar una ciudad a base de hostias, Shakedown: Hawaii es lo mejor que os podéis echar a la cara.

Análisis de Shakedown: Hawaii para Nintendo Switch
una ciudad enorme para explorar y destruirmucho que hacergran cantidad de detalles en 16 bits (música incluída)
los personajes no se diferencianquizás es demasiado fácil
8.4Nota Final
Apartado Artístico9
Jugabilidad8.5
Entretenimiento8
Innovación8
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of