¿Robots medievales que atacan con cartas? Comprobad en el análisis de Steamworld Quest que la nueva propuesta de Image & Form Games nos deja un muy buen sabor de boca.

Los jugadores de rol, como un servidor, estamos de enhorabuena. Y curiosamente, lo estamos viviendo desde un frente del que no nos esperábamos que fuese a llegar: del mundo de Steam World. Pero oye, ande yo caliente (de juegos de rol) ríase la gente. Así que sí, aquí os traemos un bonito análisis de SteamWorld Quest, la nueva aventura de Image & Form Games que amplía, un poco más, su magnífico universo de robots especialitos.

Y lo hace de una forma bastante interesante ya que no innovan demasiado pero juntan las piezas necesarias para darle el toque que queríamos a un juego de rol por turnos. Vamos con el análisis, culpables.

A jugar a las cartas

Desde luego, el género de las cartas está ahora mismo por todas partes. En consolas, en PC, en móviles. Vamos que nos falta solamente un juego de cartas para la olla exprés. Pero eso no ha sido motivo para que Image & Form Games no haga su propia versión de lo que es un juego de este estilo.

Sin embargo, y por suerte para nosotros, han tirado más bien por el estilo del RPG que por el de las cartas. Han cogido lo mejor (o casi) de las dos cosas y las han juntado dando como resultado un título bastante redondo.

Para resumir, nuestro equipo dispondrá de una serie de cartas que representan las habilidades de los personajes. Estas cartas son movimientos básicos, mejoras o especiales. Y el objetivo es que en los combates nos enfrentemos a los enemigos haciendo uso de ellas de una forma estratégica.

  Análisis de Super Mario Maker 2 para Nintendo Switch

analisis de steamworld quest 2

Esta es la palabra clave: la estrategia. SteamWorld Quest: Hand of Gilgamech es un título que va a hacer que nos estrujemos el cerebro a base de bien para no cometer fallos en los combates. Sobre todo contra los jefes. Poco a poco nuestro arsenal de cartas irá aumentando y tendremos a nuestra disposición una baraja cada vez más amplia. Sin embargo, solo podremos meter ocho de esas cartas por personaje en la mano.

Esto hará que dependiendo del enemigo que tengamos delante cambiemos la configuración que disponemos. Habrá cartas que sean más protectoras que otras. Incluso habrá armas que tengan especiales que nos salvarán la vida o harán más daño. De nosotros depende usar unas u otras y de la suerte, darnos las que necesitamos en el momento preciso. Y no siempre ocurre.

Pero si hay cartas hay azar, ¿no?

Sí y no. Me explico, culpables. En un juego de cartas estilo Magic, nuestra baraja consta de muchas apuestas. Tenemos un almacén de cartas bastante amplio y eso puede hacer que el momento en el que nuestras cartas salgan no sea el más apropiado.

Sin embargo, en SteamWorld Quest, a pesar de que sí que hay un componente de azar presente en las batallas, lo cierto y verdad es que no es tan grande como en esos juegos. Solo tendremos ocho cartas por personaje, lo que hace un total de 24 cartas para jugar. Al final os daréis cuenta de que repetiréis varias de ellas para poder conseguir un efecto determinado en una batalla complicada. Y por eso el azar no es tan determinante como pensamos.

analisis de steamworld quest 1

Además, tenemos movimientos de descarte, combos y otras habilidades que nos ayudarán a minimizar aún más ese componente azaroso en las luchas. En este sentido, lo que más primará en el juego será la estrategia y el cómo configuramos nuestra baraja. Y sí, en el azar también. Pero en una relación 85 a 15, si me permitís los números.

  Ya tenemos el primer gameplay de Vampire: The Masquerade - Bloodlines 2

Esto, sumado a la dificultad del título en determinados momentos, hará que si no nos planteamos bien lo que queremos hacer (y lo que no) en los combates, lo pasemos mal o muramos con bastante frecuencia. Maldigo aún a ese flan rey asqueroso que me tuvo en jaque tres días… lo maldigo con mucha fuerza.

Por desgracia, y a pesar de que podemos subir de nivel y farmear un poco por el mundo, cada fase tiene una especie de nivel máximo o tope a partir del cual se hace casi imposible conseguir experiencia. O te pones a pelear como un loco y haces 500 batallas o no subirás un nivel más. Y esto frustra bastante, la verdad, pero a la vez te obliga a prestarle atención a lo que los desarrolladores han querido utilizar: la estrategia y no el ir dopados o con un nivel en el que no importe lo que hagamos.

Bonito y sencillo

Si hay algo que respeta esta entrega de SteamWorld es el estilo que tienen los demás juegos de la saga, ya sean los Dig, los Heist o los Tower Defense. Todos siguen un mismo patrón, tienen un mismo tono de humor y una estética similar. A pesar de que estén ambientados en momentos diferentes y en zonas diferentes los unos de los otros.

No es un juego que innove en personajes, ya que tendremos al curandero bestia, a la maga alquimista o a la guerrera descerebrada, entre otros. Pero sí que nos muestra algunas situaciones que son muy de alabar hoy día. No solamente hablo del hecho de que las dos principales protagonistas sean chicas. También hablo de la relación con los héroes, los pensamientos retrógrados o la búsqueda que tienen los personajes sobre sí mismos y sobre lo que representan para el mundo.

  Microsoft introduce cambios en el dashboard de Xbox One

La historia en sí no es que sea nada del más allá, pero consigue mantener un hilo argumental de cara a hacernos explorar el mundo que hay en este juego. Un mundo que, por cierto, es precioso aunque tenga zonas pequeñas y de una exploración muy limitada.analisis de steamworld quest 3No pretende ser un juego de exploración, desde luego, pero sí que se echan en falta más secretos y escondrijos, a pesar de que haberlos haylos.

Conclusiones del análisis de SteamWorld Quest: Hand of Gigamech

Resumiendo y sin dejar la tónica que os hemos contado en el análisis: lo vais a pasar bien con SteamWorld Quest. Es un juego en el que las batallas no cansan y no se hacen pesadas. Donde tendrás ganas de probar nuevas estrategias y donde querrás fabricar más cartas para probar, otra vez, nuevas estrategias.

Es un juego donde los personajes caen bien. Más lo malos que los “buenos”, y donde nos presentan un mundo lleno de contradicciones y humor que nos va a dejar muy buen sabor de boca.

Desde luego, Image & Form Games ha conseguido, una vez más, traer un verdadero espectáculo jugable a nuestras consolas. La pena es que sea tan “relativamente” cortito.

Historia8
Jugabilidad9.1
Apartado Artístico8.5
Complejidad8
Nota de lectores1 Vota-2.6
Jugablemente es una verdadera delicia
La estrategia predomina sobre el azar
Es cortito
Hay pocos personajes
8.4