2017, odisea en Guiltybit

Tenemos este sistema social y comercial, podemos usar teletransportadores de pago para ir de una galaxia a otra y realizar tareas por dinerito. ¿Qué más hay? Para empezar, al desplazarnos por cada sistema solar podemos observar un mapa minimalista que parece un radar. Nosotros somos una simple flecha amarilla, y a pesar de lo cutre que pueda parecer está muy bien implementado en la aventura. ¿Por qué? Pues porque realmente no se necesita nada más, y la gravedad le aporta el peso que le falta (¿Lo pilláis? El peso. Gravedad. Humor)

Cada astro, ya sea grande o pequeño tiene gravedad propia. Podremos aprovechar dicha atracción para no derrochar combustible, y orbitar en torno a los planetas para explorarlos. Os aseguro que al principio no es precisamente fácil entrar en órbita, os chocaréis o alejaréis del objetivo varias veces. Tras esto, nos aparecerán los riesgos del planeta como alta gravedad, la temperatura, atmósfera o incluso formas de vida primitiva. Llegados a este punto comienza la fase dos, aterrizar con un módulo de exploración para extraer recursos o investigar ruinas e instalaciones. Esto último también funciona cual aventura de texto ya que no vemos nada, solo se nos describe.

LEER MÁS:  Análisis de Green Hell para PC, bienvenido a la acampada extrema

Análisis de The Long Journey Home 2

¡Con la de hierro que tiene!

 Aquí dejamos de lado el radar y vemos un escenario alargado y a nosotros bajando en una cápsula que controlaremos. Modificaremos la inclinación y la potencia de propulsores tratando de aterrizar donde podamos taladrar la superficie o aspirar gases. Estos escenarios están muy currados, con fondos preciosos, dinámicos y con propiedades únicas de dichas condiciones planetarias.

Los recursos se dividen en minerales, metales y gases, de mayor precio y utilidad cuanto más raro sea, y sirven para cargar el hipersalto (para saltar de un sistema solar a otro), reparar la nave y repostar combustible, respectivamente. Realmente con un sistema de gestión de recursos como este, poco lugar hay para la duda o la planificación. De nuevo, al simplificarlo tanto permite que jugadores que no suelen probar simuladores o juegos de rol tengan fácil acceso a este. Pero los que ya controlen del temita les puede parecer demasiado fácil y predecible.

Conclusiones

No quiero cerrar el análisis de The Long Journey Home sin unas buenas conclusiones. Veo como una preciosa ventana para aquellos poco versados en los títulos de gestión y simulación que quieran asomar la cabeza sin mucho esfuerzo. Incluso para quien le guste las aventuras de texto como las de antaño, aquí tiene un muy buen título. Un poco más de complejidad no le habría hecho mal, y sobretodo darle importancia a lo que está pasando. Extraterrestres, mundos desconocidos, misterios del universo… Esto necesita más emociones y menos chistes malos. A pesar de todo, The Long Journey Home es una brillante e indispensable aventura para el amante del cosmos.

Historia
7.5
Mecánicas
7
Apartado Visual
9
Apartado Sonoro
7.5
Nota de lectores7 Votos
6.2
Puntos Positivos
Recupera con frescor la magia de las aventuras de texto
Demuestra que el minimalismo es muy poderoso
Sorprende constantemente para bien
Puntos Negativos
Echo en falta mayor complejidad en la estrategia
Los personajes no tienen demasiada personalidad por si mismos
Muchos eventos carecen de la relevancia que merecen
7.8
1 2