Os revelamos todas las claves de uno de los juegos de vikingos más originales que hemos probado en este análisis de Wartile.

Mientras estaba haciendo este análisis de Wartile he estado poniéndome al día con las temporadas de Vikingos. Así que me perdonaréis si me vengo muy arriba pero es que solo tengo cabeza ahora mismo para Odín, Thor, Freya, Balder y el resto de dioses nórdicos.

Los desarrolladores del juego justificaron su early access afirmando que estaban haciendo algo “nuevo y diferente”. Hay veces en que eso significa que están intentando reunir el dinero de la gente para financiar lo que una distribuidora grande no ha querido financiar. En otras palabras, que el juego quizá no tiene la calidad mínima para discurrir por el camino comercial regular. Sin embargo, la primera misión de Wartile es una bofetada de realidad y muestra con contundencia que tiene unas ideas sólidas.

Es un juego de estrategia por turnos, pero también es un juego de estrategia en tiempo real. Cada personaje tiene un tiempo de refresco antes de poder moverse de nuevo, y cada uno lleva un orden. De ahí que sea por turnos. Pero el giro que plantea Wartile es que la acción no se detiene a esperarte. O realizas tu movimiento o los enemigos te van a acabar comiendo la tostada.

Existe un botón para pausar la acción y poder pensar con tranquilidad. Pero quiero creer que es un añadido para tratar de evitar el estrés y que los jugadores menos habilidosos también puedan disfrutar el juego. Pero por cómo está diseñado esa mezcla de turnos y tiempo real, todo apunta a que la posibilidad de pausar es un extra y no una mecánica que los desarrolladores tuvieran en mente desde el minuto uno.

Análisis de Wartile Interior 1

Un estilo artístico basado en el modelismo

Wartile, además, es un título que entra por los ojos a cualquier persona que haya dedicado tiempo a las figuras de modelismo. Me refiero a las de Games Workshop, que son las que montaba y pintaba yo, pero también a cualquier otro tipo de figura. Al fin y al cabo, los personajes que controla el jugador son figuras. ¡Hasta tienen su base y todo!

Además es un recurso artístico que impregna todo el juego. Los escenarios, en realidad, son una especie de dioramas modelados y divididos por casillas, a través de las cuales se van moviendo las miniaturas de los vikingos. Cada misión se desarrolla en un diorama diferente.

Por otro lado, la iluminación y el estilo gráfico recuerda bastante a Besiege. No sé si ha sido una fuente de inspiración o es que usan el mismo motor gráfico, pero lo cierto es que hay muchos detallitos similares a pesar de que son dos juegos radicalmente opuestos tanto a nivel de diseño como de temática.

Análisis de Wartile Interior 2

Coleccionar, como ocurre con el modelismo

Los autores de Wartile son fans de las miniaturas. Se aprecia en muchos pequeños detalles que van más allá de lo que se puede ver a simple vista. Por ejemplo, en la pantalla principal, donde que se eligen las misiones, también se pueden comprar diversas figuras. Como hacen las veces de héroes en las misiones, cada una de ellas es diferente de las otras, con sus propias características y habilidades. Y como la esencia, pese a lo novedoso, de Wartile es el RPG a cada figura se le puede equipar diferentes tipos de arma y armaduras.

Sin embargo, ese afán coleccionador va en contra del juego en otro aspecto: la narrativa. Si ningún personaje es esencial (se compran) ninguno tiene una historia a desarrollar. Las misiones van sucediendo una tras otra sin que haya una trama definida. Siempre te dan algo de contexto, pero sabe tan a poco que casi parece que lo han añadido como obligación para que el juego no cojee en lugar de por el afán de querer contar una historia.

Además, la traducción del español es tan horrible (palabras mal traducidas, mezcla de español e inglés) que cada nuevo retazo de historia que introducen por la fuerza resalta todavía más. Es como un enorme cartel luminoso que te obliga a fijarte en algo que a todas luces no está bien.

Es una pena que un par de buenas ideas de diseño, un estilo artístico interesante y un contexto, la mitología nórdica, atractivo hayan quedado emborronados por unas pocas decisiones. La poca conexión de los niveles, la ausencia de un hilo narrativo (necesario) y una cámara caótica no hacen más que poner zancadillas al jugador.

Artículos relacionados

Análisis de Wartile para PC
6.5Aceptable
Gráficos8.5
Sonido8
Diseño de niveles7.5
Narrativa4
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of