¿Estás pensando en pillar un ratón gaming inalámbrico y no te importa tirar la casa por la ventana? A lo mejor nuestro análisis del Razer Lancehead Wireless te aclara las ideas.

Muchos videojugadores ya no se contentan con sentarse un rato cada día para disfrutar de su hobby, no señor. Nos hemos vuelto más y más exigentes y nuestros set ups (el chiringuito donde nos sentamos a jugar) debe ser bonito y espectacular. Con bonito nos referimos libre de cables y con espectacular nos referimos a luces de colorines por doquier. Si además quieres añadir calidad TOP a la mezcla, lee nuestro análisis del ratón gamer Razer Lancehead Wireless.

No voy a descubrir a nadie que casi siempre que hablamos de Razaer, estamos hablando de una calidad por encima de la media. Materiales premium, funcionalidades de vanguardia y diseños contempóraneos suelen ser la tónica en sus productos, y el Lancehead no parece ser una excepción.

El cuidado packaging que salvaguarda el periférico ya nos da una idea de por dónde van a ir los tiros, ya que todo está embalado con mucho mimo. El primer contacto con el mouse destaca por un peso ligeramente mayor a la media y por un agradable tacto gomoso en sus laterales. Muy bien, muy bonito pero, ¿qué nos ofrece este producto que justifique su precio? Vamos a verlo.

¿Qué ofrece el Razer Lancehead Wireless?

Su principal característica técnica es el sensor elegido para dar vida al ratón, un sensor láser 5G que alcanza los 16000 DPI, aceleración de 50G y velocidad de muestreo de 210 pulgadas por segundo (IPS). Son especificaciones que satisfarán a cualquier jugador, aunque bien es cierto -y se abre el eterno debate- que habría sido mejor incluir tecnología óptica. Al ser inalámbrico tiene sentido que hayan incluido un sensor láser, ya que este otorgará algo más de duración a la batería. Si buscáis algo parecido pero con sensor óptico podéis optar por el Lancehead con cable.

La comunicación inalámbrica funciona a través de la frecuencia adaptativa y he de deciros que es rapídisima y no me ha dejado tirado ni una sola vez. Un ratón gaming inalámbrico debe estar prearado para moverse de manera ágil y el Lancehead lo consigue.

analisis del raton gaming Razer Lancehead Wireless - 2

Por último, pero no menos importante, hablamos de la tecnología Chroma. Tener un buen gadget gaming hoy día significa poseer más poder de iluminación que los coches de choque de la feria de tu pueblo. Razer no decepciona en este apartado y nos ofrece la posibilidad de adaptar la iluminación a nuestro gusto. Me refiero no solo a la gama cromática, sino a numerosos efectos que se pueden sincronizar con otros periféricos compatibles con Chroma. Una verdadera pasada que, si no tenemos cuidado, acabará lastrando la vida de la batería

Trasteando con el Razer Lancehead

El ratón tiene un diseño simétrico, para que tanto diestros como zurdos puedan disfrutar de él. Es cómodo en sus dimensiones y peso (117 mm x 71 mm x 38 mm y 111 gramos) aunque mis manos grandotas echan de menos un pelín más de anchura. Puedes utilizarlo de manera inalámbrica a través del receptor incluido o, si lo prefieres -o mientras carga- puedes cablearlo. En la caja encontrarás todo lo necesario para estas operaciones.

Posee nueve botones y una rueda. Tienen un clic corto y rápido y la rueda posee un desplazamiento dentado, ideal, por ejemplo, para seleccionar armas con precisión en un FPS. Todos los botones son programables, pero os hablaré de ello en la sección dedicada a Razer Synapse.

analisis del raton gaming Razer Lancehead Wireless - 4

Al ser un gadget inalámbrico es bastante importante el tema de la batería. Con el ratón en modo “feria total”, a tope de iluminación y efectos, la batería se resiente bastante y no nos durará más allá de las 25 horas. Si somos algo más conservadores, rebajamos el nivel de iluminación y dejamos un efecto poco exigente, la vida del Lancehead ganará unas diez horas más.

Razer Synapse 3.0 Beta, inventazo

La app que se han sacado de la manga los amigos de Razer para controlar los parámetros de nuestros periféricos es realmente prometedora. Synapse 3.0, a pesar de estar en fase beta, nos permite trastear un montón de cosas de nuestro ratón. Podremos, por ejemplo, personalizar todos los botones a nuestro gusto, crear macros y guardarlos en nuestro, PC, en la nube o en la propia memoria interna del mouse.

También podrás configurar todos los efectos Chroma a tu gusto. Y cuando digo a tu gusto me refiero a que tienes opciones para aburrir y todos los colores (16,8 millones) que te apetezcan. Por supuesto podremos monitorizar la batería y seleccionar y programar los dpi. Sin duda, un complemento necesario y muy bien implementado.

analisis del raton gaming Razer Lancehead Wireless - 3

¿Una compra recomendada?

Si quieres un set-up limpio, sin cables y con un producto de calidad en él, sin duda el Razer Lancehead Wireless es un periférico que cuadra con esa filosofía. No es perfecto pero es muy bueno. Quizás algo menos de peso, un sensor óptico y una batería algo más duradera le habrían hecho perfecto, pero probablemente no defraude a ninguno de los usuarios que se decanten por él.