Un ataque hacker a Final Fantasy XIV: Stormblood está detrás de su mal rendimiento

DDoS está detrás del ataque hacker a Final Fantasy XIV: Stormblood que ha lastrado su arranque. Square Enix está trabajándolo tan rápido como puede.

Seguramente te gusten los MMO y la franquicia Final Fantasy. De no ser así, no estarías aquí leyendo esta noticia. Puede ser, también, que te interese el tema de ciberseguridad y todo lo que engloba. La noticia es impactante cuanto menos: un ataque hacker a Final Fantasy XIV: Stormblood sería el culpable del mal rendimiento de la expansión.

La expansión llegó el pasado fin de semana. Los problemas de conexión eran constantes y no se podía ni jugar tranquilo. Lo bueno es que no hace falta tener pesadillas y pensar en cambiar nuestro suministro de Internet. Un post en la propia página web del juego anima a estar tranquilos y clarifica que los problemas se deben al grupo DDoS:

Podemos confirmar que, desde el pasado 16 de junio, hemos estado experimentando ataques de DDoS a los servidores norteamericanos de Final Fantasy XIV. […] Nuestro equipo técnico está tomando todas las medidas posibles para solventar este problema. Sin embargo, el ataque es constante, puesto que cambian sus métodos ofensivos en todo momento. Continuaremos trabajando para solventar el problema lo antes posible.a

Los servidores han sufrido una carga masiva debido al ataque. Ello se traduce a continuas desconexiones del juego y dificultades a la hora de registrarse. Sin embargo, hay algo de lo que no debemos preocuparnos: las cuentas propias.

Con el ataque que estamos experimentando, solo un número masivo de intentos han sido realizados. Por tanto, los datos propios e información personal de las cuentas no están en peligro alguno.

ataque hacker a Final Fantasy XIV: Stormblood

 

Nos quedamos un poco más tranquilos de saber que las cuentas de los usuarios no quedarán afectadas. Esperemos que Square Enix pueda solventar el problema, porque el ataque hacker a Final Fantasy XIV: Stormblood está lastrando el arranque de la expansión. Y eso que está muy bien… Palabra de mi compañero Manu.