Avance DmC Devil May Cry

Se ha escrito mucho sobre las nuevas andaduras de Dante, la mayoría, no muy bueno. Y lo peor de todo, todo ello escrito antes de echarle el guante al juego, basándonos simplemente en lo que nos mostraban. Desde hace varios días que está disponible una demo jugable de DmC tanto en PlayStation 3 como en XBOX360. Y como muchos de vosotros, nosotros también la hemos jugado.

Aunque no es muy extensa, sí que es cierto que las dos pantallas disponibles en esta demo están dirigidas como un tutorial. Lo cual no deja de agradecerse. No es que sea algo radical, pero sí que hay bastantes novedades en lo jugable. Estas dos pantallas están claramente diferenciadas. La “primera” de ellas sería una fase estándar, es decir, avanzar, derrotar enemigos, pequeños puzzles y similares. En la cual, además, disponemos de algún que otro recoveco en el que perdernos. La “segunda”, es un final boss en toda regla.

Los progresos que hagamos durante la demo se guardan, así que quién sabe, a lo mejor esos datos pueden ser usados a posteriori en el juego definitivo.

DmC

Respecto de la jugabilidad, lo más notable de todo es el gran protagonismo que van a tener los combos aéreos. Con suficientes enemigos u objetivos en pantalla, y según lo habilidosos que seamos con el mano (abstenerse dedosmandril), podemos estar en el aire soltando mandobles de espada y disparos casi todo el tiempo que queramos.
Los ataques y habilidades, algo importante, como no, en este tipo de juegos, también han sufrido una vuelta de tuerca. Como siempre, Dante portará las pistolas “gemelas” Elvony & Ivory y una espada, Rebellion en este caso. Aunque esta última, en realidad, son tres espadas en una. Si atacamos simplemente con el botón de ataque, atacaremos con Rebellion. Si atacamos usando el gatillo izquierdo, usaremos a Osiris (guadaña). Y si lo hacemos con el gatillo derecho, usaremos a Aiber (hacha). Por supuesto, aunque el tipo de combos que podemos hacer con cada una de ellas, son los mismos, la fuerza y el tipo de ataque que inflijamos dependerá de la arma que “estemos usando” en ese momento.
A esto se le suman el Tirón Demoniaco y la Elevación Angelical, diferenciadas del mismo modo que la guadaña y el hacha, y derivación, precisamente, de cada una de esas armas. Aunque, como no, quien haya jugado a los anteriores DMC será consciente que estas dos “nuevas” habilidades son una herencia del Devil Bringer de Nero de DMC4.
A estas dos habilidades debemos sumar el deslizamiento aéreo, que nos permitirá, ehhh… bueno… pues eso, deslizarnos en el aire tras haber saltado.

DmC

Y por último, no voy a entrar a valorar lo que estáis esperando. Vale, Dante no es Dante, ¿y? Este nuevo Dante tiene una actitud chulesca, pasota y le gusta arreglar todo a base de espadazos, ¿a quién me recuerda eso? ¡Ah, sí! A Dante.
Cierto que el cambio ha sido demasiado radical, pero no tiene por qué ser malo. La atmósfera ciberpunk post-apocalíptica que le han dado al juego, es un soplo de aire fresco. Así como la dualidad de dimensiones en las que Dante se desenvuelve.

 La polémica está servida. En enero, saldremos de dudas.