BitBack – Especial Navidad Culpable – Die Hard Trilogy

Continuamos con el especial navideño más culpable que podáis imaginar y en el que volvemos a tratar sobre un videojuego basado en la película más navideña habida jamás, La Jungla de Cristal. En esta ocasión nos vamos a centrar en uno de los títulos imprescindibles de nuestras queridas consolas de 32 bits, un juego que puede que no fuese el mejor de su época pero que nos regaló horas y horas de diversión, Die Hard Trilogy.

Por si no fuese suficiente que el juego esté basado en la saga cinematográfica de John McClane, nos encontramos con un auténtico 3×1 que ni los del “carreful”. El hecho de que se llame Trilogy no es mera coincidencia ya que este juego en realidad son tres, uno por cada una de las películas de la “trilogía original”. Sí, faltarían dos películas (La Jungla 4.0 y La Jungla: un buen día para morir), pero cuando se publicó el juego nada de sabía de ellas.

Aunque estamos ante un caso como el de Die Hard Arcade en el que se hace uso de unas películas de éxito para asegurarse un mínimo de atención y ventas, la verdad es que en este caso el juego tiene una calidad y carisma propias con las que enganchar al público mayoritario sin importar cómo se llame realmente. Puede que no hubiese sido lo mismo, pero si este juego se hubiese planteado igual sin tener ninguna relación con la franquicia protagonizada por Bruce Willis me atrevo a aventurar que hubiera triunfado igualmente.

Antes he comentado que nos encontramos con un auténtico 3×1, pero no es así de simple ya que estamos ante algo mejor que un mero 3×1. Die Hard Trilogy nos ofrece tres juegos completos y perfectamente diferenciados tanto en los gráfico, como en lo jugable, como en el desarrollo de los mismos. Cada uno de ellos está basado en cada una de las tres primeras películas están planteados como si fueran tres juegos distintos que pudiéramos haber comprado individualmente.

Die Hard TrilogyDie Hard Trilogy

La Jungla de Cristal – Die Hard

El primero de los juegos nos pondrá en la piel de John McClane (en realidad como todos los demás) en el famosísimo rascacielos en el que deberá acabar con la amenaza terrorista y rescatar a los rehenes que habrá repartidos por todos los escenarios.

Planteado como un shooter en tercera persona este “primer capítulo” de la trilogía es el más parecido a Die Hard Arcade a pesar de las más que notables diferencias entre ambos juegos. Puede que los controles no estuviesen tan pulidos a como estamos acostumbrados hoy en día pero son más que cómodos y correctos para sus intenciones, pasárselo bien a base de disparos, disparos y más disparos.

El apartado gráfico no es que llegase a ser nada del otro mundo pero se compensaba con una gran presencia de enemigos en cada pantalla, así que la experiencia de juego no se veía especialmente ralentizada. Los escenarios, eso sí, abusan del “efecto niebla” en la mayoría de las estancias provocando que no seamos capaces de ver más allá de nuestras narices en más de una ocasión. En este caso se mostraba como una oscuridad ante la falta de iluminación dentro del rascacielos, así que a pesar de los inconvenientes en algunas ocasiones era un efecto bastante realista.
Para ayudarnos a salvar esa visión limitada disponíamos de un pequeño mapa en el que podíamos consultar la distribución de cada planta así como la ubicación de terroristas y rehenes. Para estos últimos es más que suficiente “tocarlos” para ser rescatados, pero ni aun en ese momento estarán seguro del todo. Una vez “rescatados” echarán a andar/correr por donde les venga en gana, momento en el que serán vulnerables de ser abatidos tanto por los enemigos como por nosotros mismos, porque sí, en este juego hay fuego amigo.

Para ayudarnos en nuestra aventura encontraremos esparcidos por todos los escenarios distintos tipos de objetos que nos serán de utilidad para ganar resistencia (chalecos antibalas), recuperar o vida o ganar potencia de fuego (nuevas y mejores armas).

Die Hard TrilogyDie Hard Trilogy

La Jungla de Cristal 2 Alerta Roja – Die Hard 2 Die Harder

Cambiamos completamente de tercio para ponernos a los mandos de un shooter on rails, jugabilidad con la que tendremos que derrotar a los malos malísimos de turno que en este caso han tomado un aeropuerto.

La única interacción que tendremos será la de poder manejar la mirilla para ver dónde apuntamos y disparar como si no hubiese mañana. El control con los mandos estándar es bastante correcto, pero el juego es compatible con algunos modelos de light guns o incluso ratones en el caso de las versiones de PC y Saturn, consiguiendo en ambos casos una experiencia de juego mucho más cómoda.
En este nuevo capítulo volveremos a encontrarnos con una gran cantidad de rehenes susceptibles de caer abatidos por fuego amigo. De hecho los propios terroristas usarán a los rehenes como escudos humanos.

Los gráficos siguen siendo algo modestos a pesar de mostrar los escenarios y la mayoría de elementos que hay en ellos están hechos con gráficos poligonales, todo lo contrario que enemigos y rehenes que están representados con sprites digitalizados. Este matiz no resta enteros al juego porque es algo lógico si tenemos en cuenta la gran cantidad de elementos (con los que poder interactuar), enemigos o rehenes que nos encontraremos en pantalla al mismo tiempo.

Die Hard TrilogyDie Hard Trilogy

La Jungla de Cristal 3 La venganza – Die Hard With a Vengeance

El tercer y último capítulo de esta trilogía vuelve a dar un nuevo giro en la jugabilidad y nos pone al volante de un juego de conducción (me da miedo lo bien que hilo conceptos) en el que deberemos salvar a los ciudadanos de Nueva York de las bombas que un loco ha ido colocando por toda la ciudad.

En cada pantalla puede que cambie el vehículo (coche normal, de policía, taxi, …) pero el planteamiento y jugabilidad es común para todos de ellos. Nuestra misión será ir conduciendo mientras nos dejamos guiar por la brújula que en la esquina superior izquierda nos irá mostrando donde está la siguiente bomba a desactivar.
Una vez localizada no penséis que podemos bajarnos del coche a desactivarla porque la manera de hacerlo será empotrarnos contra el objeto que esconda la bomba y así provocar su explosión. Lógicamente las bombas explotan y tienen un campo de alcance relativamente amplio que a nosotros no nos afectará pero sí lo hará a los peatones que se encuentren cerca en el momento de la explosión. Así que hay que tener mucho cuidado porque cuantos más inocentes mueran en cada “desactivación” menor puntuación lograremos conseguir.

También nos encontraremos con algunos objetivos móviles como es el caso de los coches-bomba que contarán con barra de energía que tendremos que agotar a base de embestir dicho vehículo. Una vez que explosionemos cada bomba, sea móvil o fija, la explosión se nos mostrará a través de la HELI CAM del helicóptero de la policía que nos irá siguiendo en todo momento.

Durante el juego habrá distintos tipos de vehículos de policía abriéndonos camino o cortando calles que nos servirán como pistas para tomar atajos, ya que ni con esa ayuda nos libraremos del tráfico rodado normal que nos estorbará durante toda la partida. Cada vez que choquemos con algún vehículo el nuestro sufrirá daños y eso también afectará a la suma total de puntos que podamos conseguir al final de cada pantalla.

¿Todavía seguís sin creeros que sean tres juegos “independientes”? Nada más iniciar el juego se nos mostrará una pantalla de selección en la que podemos elegir a cual de los tres empezar a jugar ya que si no recuerdo mal los tres juegos estaban disponibles desde el principio del juego. Una vez dentro del juego elegido se nos mostrará su menú propio (idéntico en opciones en los tres casos) en el que podremos elegir empezar una nueva partida, cargar una que tengamos ya empezada y cambiar los ajustes y opciones del juego. Y precisamente por esto, del mismo modo que no hace falta superar el “primer” juego para jugar al “segundo”, y superar este para disfrutar del “tercero”, los avances de cada uno se irán guardando en partidas independientes. ¿Veis como no mentía en aquello de que Die Hard Trilogy son tres juegos por mucho que nos viniesen junticos?

Y ahora si me disculpáis me están entrando muchísimas ganas de ver La Jungla de Cristal porque estas navidades sólo la he visto una vez. YIPPEE KI YAY!!!