BitBack: Recordando el gran Tekken 3 de PlayStation

En el BITBACK de esta semana le damos duro al Tekken 3 de PlayStation, tercera entrega de una saga de lucha mítica y considerado por muchos el mejor Tekken.

El Tekken 3 de PlayStation me sigue pareciendo una maravilla. Lo dije hace unos días en Twitter después de darle duro al arcade con Forest Law. Esta semana hemos tenido el lanzamiento de Tekken 7 en PlayStation 4, Xbox One y PC Master Race, y a uno siempre le gusta recordar la tercera entrega.

“El Puño de Hierro 3” tiene algo. Algo que lo hace muy grande y que a día de hoy sigue gustando a aquel que lo juega. Los años le han pasado factura a nivel gráfico, pero en jugabilidad ES UNA BESTIA. El Tekken 3 de PlayStation sigue siendo un videojuego de lucha muy completo, sólido y equilibrado. Está claro que con el paso del tiempo han añadido cosas nuevas al género, pero Tekken 3 (lo digo en el vídeo) tiene un saborcillo Arcade que otras entregas de la franquicia no han conseguido.

Lanzado primero en 1996 en máquinas arcade y después en PlayStation, Tekken 3 llegó en el momento perfecto para arrasar. Las dos entregas anteriores también eran muy buenos juegos de lucha, pero las novedades y los gráficos de Tekken 3 hicieron que superara a juegos como Dead or Alive o Soul Blade.

Teníamos ante nosotros una plantilla de luchadores bastante amplia. Y ojo porque llegaban al Torneo del Puño de Hierro 15 nuevos personajes. Encima, para bordarlo todavía más, el Tekken 3 de PlayStation tenía tres luchadores más que en recreativas.

El mal de Tekken

Tekken me gusta, pero hay algo de la saga que me toca mucho la moral. Está claro que es una seña de identidad, pero el bota y rebota de los personajes en el suelo llega a ser molesto. En Tekken 3 existe, pero no es el despropósito que hemos visto a partir de la cuarta parte.

En Tekken 4 la cosa desvarió mucho. Había combates en los que algunas veces no tocabas el suelo. Otra cosa por la que Tekken 3 no sufría casi este mal es por los escenarios. Estos no tenían paredes, así que tropezar en una era imposible. Ahora con paredes, desniveles y demás, caer o tropezar es estar muerto. Te encadenan un combo y adiós.

El Tekken 3 de PlayStation y arcade tenía una pequeña pega. La barra de vida con pocos golpes se terminaba. Hay veces que de un solo golpe puedes terminar con la vida del enemigo. Yo por ejemplo, con Forest Law al principio hago un combo de 5 golpes que quita más del 50% de la vida.

En definitiva, Tekken 3 es brutal. Gráficamente ha envejecido bastante mal, pero a la hora de jugar sigue siendo un muy buen videojuego de lucha. Si queréis jugar muy fuerte a Tekken 3 lo mejor será tirar de emulador. Aunque igual podéis tener suerte y pillar uno a muy buen precio y jugar con vuestra PlayStation o PlayStation 2 (es compatible). También está disponible dentro de Tekken 5.