BitBack: Yoshi's Cookie

Hace unos días nos hicimos eco de la noticia estrella de la NECSYEN, Ubisoft planea publicar Tetris en PlayStation 4 y Xbox One. Sí, estoy siendo sarcástico. Y es que, van a tener que incorporar muchas novedades para que resulte un juego interesante y que nos planteemos adquirir. No es que esté todo inventado, pero no son pocos precisamente los juegos de puzzle de este tipo que hemos podido llegar a jugar. Por eso, en esta ocasión me gustaría hablar de uno de los muchos juegos de puzzle que vieron la luz en Super Nintendo, Yoshi’s Cookie.

BitBack yoshi's cookie

Para quien jamás de los jamases haya jugado al Yoshi’s Cookie, cabe destacar que es más que un simple juego de habilidad, ya que en realidad es un tres en uno, gracias a la variedad en sus modos de juego.
El aspecto gráfico del juego es el típico del universo Mario. De hecho, el diseño de los fondos está tomado de Super Mario World. El resto de diseños, ya sea la pantalla de inicio o la pantalla en la que desarrolla la acción, a pesar de estar diseñadas expresamente para el juego, mantienen totalmente la estética Mario, aunque  adquiriendo un ligero toque de personalidad propio.

Pero lo verdaderamente importante del juego son sus modos de juego, que aunque siguen un patrón común, varían bastante entre ellos según el modo de juego elegido.
Antes de entrar en detalle a cada uno, ¿qué es lo que tienen en común? Al ser un juego de puzzle al estilo Tetris, Columns o mil ejemplos más, el objetivo último y principal siempre va a ser el de dejar la pantalla limpia de fichas. En este caso las fichas están representadas por galletas (el nombre del juego ya da una pista bastante importante), para ser más exactos, son galletas de éstas que son como una especie de surtido y que por mucho que varíen de forma e incluso de color de unas a otras, saben todas igual. Seguro que sabéis de cuales os estoy hablando.
Hay un total de seis tipos de galletas, en forma de corazón, de margarita, una que parece una joya, otra un cuadrado y otra que es una especie de rosquilla. Esto hace un total de cinco. El sexto tipo de galleta representa la cara del mismo Yoshi y hace las veces de comodín.
La manera de “desplazarnos” por la pantalla también es común a todos los modos de juego. Nosotros controlamos un puntero que podemos mover libremente por las galletas. Al activarlo, podremos mover toda la línea en la que estemos situados, tanto vertical como horizontalmente. De esto modo, podemos desplazar las galletas para hacer que desaparezcan. Juntando en una misma línea galletas del mismo tipo (en vertical u horizontal) haremos desaparecer dicha línea.
Y ahora es cuando vienen los pequeños detalles.

Action Mode. De los tres modos de juego disponibles se supone que este es el principal, además de ser el más parecido a los juegos de puzzle tradicionales. En cada pantalla empezaremos con un número determinado de galletas en pantalla, posicionadas en la esquina inferior izquierda de la pantalla. Según va pasando el tiempo nos siguen llegando galletas tanto desde arriba como desde la derecha. Si conseguimos eliminar las galletas que tenemos agrupadas antes de que las que van cayendo entren en contacto con ellas, estas también irán desapareciendo.
Si la pantalla se nos llena de galletas, por supuesto, perderemos la partida, pero no tiene porque llenársenos por completo. Con que llegue a alguno de los límites, superior o lateral derecho, habremos perdido la partida.
Y por si lo dudabáis, como buen puzzle, según vayamos superando las pantallas, la dificultad irá aumentando.

Yoshi's CookieYoshi's Cookie

VS. mode. No haría falta explicar mucho de este juego si no fuese por sus particulares matices. Aunque sea un modo multijugador no es necesario que echemos la partida contra otra persona ya que podemos seleccionar a la CPU como segundo jugador. Ya sea contra otro jugador o contra la máquina, hay que seleccionar un personaje para cada uno, a elegir entre Mario, Yoshi, Peach y Bowser.
En este caso debemos enfrentarnos a tres grandes problemas, el tiempo, la puntuación y los ataques del enemigo.
El escenario en este modo de juego es mucho más limitado y estará siempre lleno de galletas. Aunque las hagamos desaparecer siempre reaparecerán. La pantalla tiene un espacio de 5×5, así que  estamos obligados a formar líneas de cinco galletas. Así continuamente hasta que se nos agote el tiempo (representado por una mecha) o hasta que uno de los dos jugadores llegue al máximo de la barra de puntuaciones, que se va rellenando más rápido mientras más combos consigamos. Los ataques se realizan con la galleta de Yoshi que en este modo no sirve de comodín. Si conseguimos juntar cinco de estas galletas podremos lanzar un ataque al enemigo que durará durante un tiempo limitado. Podremos taparle ciertas galletas dejándolas inutilizadas temporalmente o hacer que las galletas del contrario bailen de una posición a otra, caso en el que no podrá hacer absolutamente nada.
Los enfrentamientos los ganan aquel que consiga tres victorias. No al mejor de tres, si no tres victorias, así que para conseguir ganar podemos necesitar varios turnos.

Yoshi's CookieYoshi's Cookie

Puzzle mode. Esta modalidad es muy parecida a la Action mode, aunque en este caso no nos irán apareciendo nuevas galletas. Tan sólo jugaremos con las que nos aparezcan en pantalla desde el principio. La gracia está en que debemos dejar la pantalla limpia de galletas en un número determinado de movimientos. Un contador controlado por Mario nos dirá en cuantos movimientos como máximo debemos dejar limpia la pantalla. A pesar de la sencillez del planteamiento, este modo es el más complejo de todos. Empieza siendo sencillo, pero será en el que más sufriremos el aumento de dificultad.

Yoshi's Cookie NESYoshi's Cookie Game Boy

Además de ser publicado en Super Nintendo también se pusieron a la venta las correspondientes versiones de NES y Game Boy. Aunque seguían siendo muy divertidas, las diferencias gráficas con la versión de su hermana mayor de 16 bits empobrecía bastante su acabado final. Aun así, el mérito que tienen es más que loable.

Como veis, el juego es bastante variadito. Y para la próxima vez que invitéis a Yoshi a tomar café en vuestras casas, ya podéis tener listo un buen surtido de galletas.