¿Recordáis aquellos capítulos de relleno que había entre Naruto y Naruto Shippuden? Pues bien. Boruto: Naruto Next Generation 41 es casi peor.

Aún me pregunto por qué narices ando siguiendo este anime. Tras ver Boruto: Naruto Next Generation 41 vuelvo a sentarme delante del espejo para saber qué narices puede ofrecerme esta serie a estas alturas de la vida. Y la respuesta corta es: nada.

No hay nada interesante, ni innovador, ni si quiera espectacular. Vamos dando tumbos de un lado a otro en el que posiblemente sea el peor anime de estas características en mucho tiempo.

Una historia sin alma

La historia que nos ha contado el capítulo de hoy (y el de la semana pasada) no tiene absolutamente nada de carisma. Nos han plantado una historia que se repite mil millones de veces para darnos una moraleja, en teoría, interesante. Que hay que trabajar en equipo para superar las adversidades.

Pero es que lo vuelven a hacer de la peor forma posible. Con un guión más que manido, sin estructura alguna y que se ve a la legua cómo va a acabar. Así no llegamos a ninguna parte, sinceramente. Y llevamos ya casi un año con esto y no mejora.

Los personajes no transmiten nada, se centran demasiado en sus “particularidades” y apenas son capaces de evolucionar. Pero es que esto tiene un sentido: estamos en un relleno eterno desde que comenzó.

critica de boruto naruto next generation 41

El manga de Boruto no tiene nada de esto, sino que comienza cuando el equipo está formado. Además, la película tiene que llegar en algún momento de la vida. Y tras 41 semanas, aún no se ha presentado.

Con todo esto, es imposible ver una evolución de personajes por ningún lado. No pueden hacerlo porque hay que esperar a que el manga o la historia principal nos muestre eso. Y como aún no la han tocado, pues no se puede hacer.

Pero oye, mientras la gente siga picando, lo seguirán haciendo.

Algo que salvar

Al menos, en este episodio de hoy podemos salvar un par de cosas. La primera de todas es la lógica en las escalas de poder. En esta ocasión han conseguido mostrar un poco eso enla lucha de Konohamaru.

Es lógico que usar el Rasengan con esa potencia sobre alguien, directamente lo mataría. Al menos alguien normal. Por eso veo bien que haya hecho esa advertencia. Sin embargo lo del desmayo es para pegarles hasta en el cielo de la boca a los guionistas.

El otro punto que mantiene esta lógica es la batalla de Boruto, Sarada y Mitsuki. En este caso debo de decir que, por primera vez han hecho algo interesante. Me gusta cómo tratan al Sharingan de Sarada y cómo lo usa. Y me ha gustado la compenetración entre los tres.

critica de boruto naruto next generation 41 konohamaru

No ha sido nada espectacular, pero al menos no ha sido lo de siempre. Pero bueno, veníamos de unas batallas horribles en la saga de la aldea de la Niebla.

Si esto sigue así…

Por desgracia, estos puntos positivos no son capaces de tapar todo lo malo que tiene el anime. Hay fallos por todas partes, pero ya no de guión. Los encontramos de carisma y de intensidad. No consiguen enganchar, no cuentan las cosas bien. Y luego, encima, nos ponen la tontería de vendar una herida ¡¡por encima de la ropa!!

No sé qué piensan hacer con este anime. Todo apunta a que hasta el final de esta temporada de invierno no veremos la llegada de la saga oficial que da comienzo al manga: la de la película. Y si eso es así, significa que vamos a tener mucho más relleno. Una desesperación absoluta para los que disfrutamos en su momento con Naruto.

Lo que no sé es por qué me sorprendo. Entre Naruto y Naruto Shippuden hubo dos años de relleno. Es “lógico” que entre Naruto Shippuden y Boruto haya otros tantos…