Nadie quiere a un ruso cabreado. Eso es de libro. Los rusos son gentes honradas y nobles, pero por tú bien no les toques las pelotas. El problema viene cuando a SEGA nadie le avisa de eso, y hace un juego donde se mete a saco con ellos. El juego es Company of Heroes 2, y el cabreo ha llegado a tal punto, que se ha dejado de vender el título hasta en la estepa siberiana.

Por lo visto, la imagen que se da en CoH2 de los combatientes rusos se aleja de la realidad, ofreciendo unos generales despiadados que lanzan a sus hombres a un combate desigual, sin apenas armas ni provisiones. Vamos, que según los soviéticos, la rigurosidad histórica brilla por su ausencia. Cuando a SEGA le han dicho que los rusos, mejor tenerlos como amigos, ha lanzado el siguiente comunicado:

SEGA y Relic son conscientes de las historias que circulan por la prensa relativas a Company of Heroes 2 y el contexto histórico del mismo desde la perspectiva rusa. De momento no podemos ofrecer ningún comentario al respecto, sin embargo nos estamos tomando este asunto muy en serio y estamos investigando el asunto con todas las partes relevantes.

Fijaos si la cosa es preocupante, que se ha creado una petición en Change.org para que se retire el juego de Steam, y ya ha reunido más de 15.000 firmas. Y es que, aunque se trate de un juego, la rigurosidad y el respeto por los pueblos ha de estar por delante. Sí, aunque sea un juego de muerte y destrucción.

Vía Game Politics

Artículos relacionados

1
Leave a Reply

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
sasy2012 Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
sasy2012
Member
sasy2012

Si van a hacer las cosas hay que hacerlas bien, sobre todo cuando hay un apartado histórico. Se supone que son los alemanes los que se quedaron sin provisiones cuando atacaron a los rusos en Stalingrado despues de quedar acorralados y tener que afrontar el invierno.

Por que no siguen el ejemplo de Sleeping dogs¿ ( parece una comparación tonta, pero no) que no solo fotografiaron Hong Kong de cabo a rabo sino que fueron a la fuente y hablaron con miembros de las triadas y miembros del servicio secreto